La Ruta de las Islas de Provenza

No se sorprendan, hablamos de islas en Provenza, y no nos referimos a Córcega. Aunque más desconocidas que sus puertos y ciudades, Provenza cuenta con un abanico de pequeñas islas que frente a sus costas orlan el Mediterráneo.

Ahora les sugeriremos una ruta por ellas, una de todas las posibles, una que las incluya todas, pero que no excluye necesariamente otras, complementarias o alternativas.

El comienzo de la ruta de las islas de Provenza se puede hacer desde el oeste, en Niza y Cannes, muy cerca de la frontera italiana. Sin embargo, nosotros les propondremos la misma ruta pero en sentido contrario, comenzándola en Marsella, ya que el acceso a la ciudad foceana es más sencillo si llegamos desde París (por avión desde América Latina, por ejemplo), o desde España, por carretera.

Entre Marsella y Cannes, – donde se sitúan las islas de Lerins, las últimas islas provenzales-, hay unos 200 kilómetros, si nos atardamos por las carreteras costeras y seguimos al Mediterráneo, nuestro fiel guía. La ruta puede hacerse en coche en un día, con paradas escuetas para ver las islas desde la costa. Este recorrido exprés no es my recomendable, por ello les sugerimos que se tomen unos cuantos días para poder embarcarse en los pequeños ferries y transbordadores que nos llevarán a las islas provenzales. Les sugerimos una ruta de 5 días, con paradas en las principales ciudades y visitas largas a las islas, pero recuerden, es sólo una propuesta. Lo mejor es que se adapten a sus vacaciones y gustos.

Primer día: Marsella, Islas Frioul, IF y Calanques marsellesas.

provenza-marsella-isla-if-castilloGracias a sus buenas comunicaciones por avión, tren o carretera, Marsella puede ser un excelente inicio para nuestra ruta isleña. De la ciudad damos sobrada cuenta en nuestra página específica sobre Marsella, por lo que no hablaremos de sus monumentos y actividades. Con todo el principal motivo para escoger Marsella como inicio de la ruta, es que cuenta con las primeras islas provenzales.

La fortaleza de If a las puertas de Marsella. Foto de Flickr de Axel 13000.

Frente al Vieux Port vemos el último distrito de la ciudad las islas Frioul, un lugar de esparcimiento para los marselleses que cuenta con restaurantes y un moderno puerto deportivo a pocos cables de la costa. Un servicio municipal de transbordadores une el puerto y la isla por muy poco dinero.  Además de la animación y el paisaje rocoso y seco encontramos algunas construcciones militares de otras épocas.

Muy cerca encontramos la literaria isla de If, donde Alexandre Dumas situó la prisión de donde el Conde de Montecristo tuvo que escaparse con métodos poco convencionales. Una construcción militar ocupa casi todo el islote y a pesar de todo está cargada de romanticismo y un cierto halo, ustedes decidirán de qué.

Pasando la zona de la Corniche, al sur del Vieux Port, se contempla la isla de If, más al sur hallamos un profundo valle donde la ciudad se expande y más allá una cadena de colinas que forma el macizo de las Calanques. Las Calanques son una especie de fiordos que se hunden como cuchillos en dicho Macizo. Esta zona está a punto de convertirse en Parque Nacional, por su valor natural y faunístico. En el fondo de algunas Calanques como las de Sormiou y Morgiau, se encuentras pequeños pueblecitos de pescadores hoy refugios de fin de semana y servicios para los turistas que visitan este entorno protegido de aguas turquesas. No se puede acceder en coche por lo que hay que caminar varios kilómetros, dependiendo de la Calanque, primero ascendiendo el puerto para descender la colina hacia al mar y bañarse. Las Calanques están a 15  Km. de Marsella 15.

provenza-islas-calanquesFrente a las Calanques encontramos tres islas deshabitadas: L’Estacade, La Pierre Tremouere, Tete de la Botte. Su acceso es complicado si no poseemos un barquito o algún amigo que nos lleve. Eso sí desde el Port Vieux de Marsella parten barcos que realizan recorridos por las islas Frioul y llegan hasta las Calanques, pasando cerca de estas islas.

En la foto algunas de las islas de las Calanques. Foto de Emique en Flickr.

Tras una larga jornada en Frioul, If y las Calanques, descansar en lo que se necesita. Para dormir podemos regresar a la cercana Marsella, o la también cercana Cassis, bella puertecito de marineros muy turístico en verano.

Informaciones prácticas.

Transporte.

Para llegar a las islas debe coger un transbordador en el Port Vieux de Marsella. Varias empresas se encargan del transporte, el precio no es alto y los horarios amplios.

Aquí les proponemos algunas sugerencias para encontrar un hotel:

Hoteles en Marsella.

Hoteles en Cassis.

Para más información visite la página de Marsella y la de las Calanques.

Segundo día: Archipiélago de Hyères: Isla de Porquerolles

provenza-porquerolles-islasYa sea desde Marsella o Cassis deberemos recorrer 85 kilómetros pasando por Toulon y Hyères. Desde esta ciudad podemos coger el ferry que nos lleva a Porquerolles. Otra posibilidad, antes de ir a la isla es visitar la península de Giens.

Desde allí o desde la ciudad de Hyères podemos, como en Marsella cruzar el brazo de mar y llegar a uno de los distritos de la misma. La Isla de Porquerolles de unos 12 kilómetros cuadrados, es un distrito de la ciudad de Hyères, un barrio con mucha historia que además forma con su vecina, la isla de Port-Cros, que visitaremos mañana el Parque Nacional homónimo.

En la isla podemos pasar el resto del día hasta el último ferry. Se puede recorrer a pié, en bicicleta de montaña o descansar en sus playas y bañarnos en el cálido mar Numerosos vestigios del pasado pueden visitarse, desde restos griegos a castillos y fortalezas del XIX. Rutas guiadas nos llevas por las fortalezas napoleónicas y también por los parajes más bonitos del Parque Nacional.

Para más información visite nuestra página de la isla de Porquerolles.

Con el último barco podemos regresar a Hyères y descansar en la ciudad.

Una vez más les proponemos algunos hoteles de la zona.

Hoteles en Hyères.

Tercer día. Parque Nacional de Port Cros.
port-cross-islas-provenzaTras descansar en Hyères o sus alrededores podemos, desde su puerto, coger el barco que nos traslade a Port-Cros. La visita de la isla y su Parque Nacional puede alargarse todo el día o buena parte de él. Una vez más nuestra visita puede mezclar lo lúdico y lo cultural. Al tratarse de un parque nacional no se pueden visitar todas las partes de la isla y es necesario seguir las indicaciones del personal o de los carteles que encontremos en la isla.

La espesa vegetación de la garriga, motivo principal de su inclusión como Parque nacional. Foto de Flickr de MortzP.

La riqueza natural de la isla incluye especies semi-endémicas de anfibios y reptiles, además de aves como el halcón peregrino, un tipo raro de gaviotas, el águila y de plantas raras como el pino de Alepo. Podemos visitar el pequeño pueblo de Port-Cros, los fuertes que dominan la isla, los miradores como el de Vigie en el centro de la isla o el de Port-Man que permite ver la isla de Levant y la costa provenzal. Para mayor información sobre la isla de Port-Cros visite su página.

provenza-isla-levantEn la Isla de Levante sólo puede visitarse Heliopolis, una de las primeros lugares de turismo naturista de Francia. El resto de la isla, el 80%, no puede visitarse ya que es un terreno militar. Igualmente, visite nuestra página específica sobre la isla de Levant para saber más sobre ella.

Tras visitar la isla podemos dirigirnos hacia Saint-Tropez o Saint Raphäel, para ver estos famosos pueblos pesqueros de la Costa Azul y descansar en algún hotel o camping de la zona. A continuación les proponemos algunas posibilidades para dormir.

Atardecer en la isla de Levant. Foto de Flickr de N.J.

Hoteles en Sain-Tropez.

Hoteles en Saint-Raphaël.

Cuarto día: Cannes y las islas de Lerins.

provenza-islas-ste-margheritePara el cuarto y último día, les proponemos llegar pronto por la mañana a Cannes para poder coger un transbordador hacia las islas Lérins. Visitar los fuertes de Sainte-Marguerite o la Abadía cisterciense de Sainte-Honorat, son dos propuestas que pueden ocuparnos todo el día. En las islas podrá degustar los mariscos de la zona y comprar los productos artesanos provenzales.

Con el último ferry podremos regresar a Cannes y visitar la famosa Croissette.

Preciosa estampa de la bahía de Cannes desde la isla Sainte Margarithe.

Para mayor información sobre las islas de Cannes, visite la página del Archipiélago de Lerins.

Para alojarse, les recomendamos alguno de los hoteles de la ciudad:

Hoteles en Cannes.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Provenza.