Cannes

cannes2.jpg

Como llegar

Cannes carece aún de la conexión ferroviaria de alta velocidad lo que obliga a utilizar la autopista. Cannes está a 36 kilómetros de Niza, 55 de Mónaco y 60 de la frontera italiana. Marsella está a 175 Km., Montpellier a 300, Barcelona a 635 y Bilbao a 970. El aeropuerto más cercano es el de Niza (Nice-Provence-Côte d’Azur) a una media hora, pero el de mayor tráfico el de Marsella.

Donde dormir en Cannes

Visite nuestra página de hoteles de Cannes, en ella encontrará alojamiento económico y lujo a veces por  menos de lo que se piensa.

Hoteles en Cannes

La ciudad.

Cannes es una ciudad media, con 70.000 habitantes no es una urbe, pero hay que tener cuidado en primavera, con la llegada del Festival de Cine, y en verano ya que la población aumenta desmesuradamente.

La ciudad sale de las tinieblas de la historia en la Edad Media, pero de forma muy humilde. No será hasta la Edad Moderna en mitad de las guerras franco-españolas y franco-inglesas que la ciudad cobrará importancia, sobre todo, por el apetito de las potencias enemigas hacia las Islas de Lérins. Ya en el siglo XIX el Canciller de Inglaterra Lord Henry Brougham and Vaux se instala en Cannes, dando comienzo a una apogeo que hará de ésta una ciudad balneario llena de aristócratas, en busca de saludables climas. Múltiples residencias se construirán en esta época para acoger en invierno a tan ilustres huéspedes. Gracias a la aristocracia, el litoral de la Costa Azul y de la Riviera italiana va a ganar paulatinamente un prestigio y un desarrollo desconocidos hasta la fecha. De entre todas las ciudades, Niza, Mónaco, Antibes, etc, Cannes sobresaldrá gracias al renombre internacional que el Festival de Cine le otorgará en el siglo XX. Hoy en día, Cannes se ha convertido en una ciudad mediática. Ahora ya no son los aristócratas, refugiados, quizá en Mónaco, ahora son los actores, escritores, antes los pintores, y sobre todo, los famosos quienes la invaden, año tras año, durante el Festival.

A causa de la intensa actividad turística el sector hotelero se ha desarrollado enormemente y con ello los comercios de lujo y la restauración. Sin embargo, la imagen, vitrina del lujo francés y europeo, que Cannes y por extensión toda la Costa Azul representa, debe tomarse como una pantalla falsa, hecha para los turistas, y no como la realidad de Provenza o de Francia. Por lo tanto, a consumir con moderación y sin dejarse engañar por las apariencias.

cannescentro2.jpg

Plano del centro de Cannes.

Ayuntamiento (Hôtel de Ville) y Promenade de la Croisette

Este paseo, al borde del Mediterráneo es uno de los más conocidos del mundo, siendo uno de sus mayores atractivos. El Palais des Festivals es uno de los edificios emblemáticos, allí cada año a mediados de mayo una alfombra roja es extendida para los actores más conocidos de Hollywood, de Francia y del resto del mundo. Durante la quincena, el cine invade la ciudad, todo lo ocupa y la ciudad vive para el Festival, para el cine.

Suntuosos palacios ornan el paseo, como el Hotel Carlton Intercontinental, el Hotel Martinez, el Majestic o el Palacio Stephanie (antiguo Noga Hilton).

cannescroisetteest2.JPG

Otros edificios cercanos que se destacan entre la grandiosidad de hoteles y residencias son el Castillo de la Tour de la Castre, que sirve de sede al Museo de la Castre, desde el que se domina la ciudad, y a su lado la Iglesia de Notre-Dame de la Esperanza y la capilla de Santa Ana.

El ayuntamiento (Hôtel de Ville) es en sí otro monumento de excepción. Construido en 1876 por Louis Hourlier siguiendo los planos de Louis Durand. Destacan, el hall, la sala donde se celebran los matrimonios, las escaleras monumentales y el despacho del alcalde, abiertos todos ellos al público.
patri1.jpg

El Festival Internacional de Cine

El Festival de Cannes fue fundado en 1946 bajo la dirección de Jean Zay, siendo hoy en día uno de los más importantes del mundo si no el más importante tras los Oscar de Hollywood. La tradicional ascensión, durante la ceremonia de apertura, de los veinticuatro escalones del Palacio del Festival sobre la alfombra roja es ya un momento cumbre del show business cinematográfico.

A pesar de su prestigio, el Festival ha sido criticado y ha producido varios escándalos, – por ejemplo la suspensión durante el mayo del 68 francés -, que sin duda han afianzado su importancia y glamour.

Paralelamente al Festival, varias secciones fuera de concurso han sido creadas como la Quincena de los Realizadores, la Cinéfondation, la Semaine de la critique, Un Certain Regard y sobretodo el Mercado del Film de Cannes, primero en el mundo por su importancia. El festival sirve para producir nuevas películas y rodar las ya realizadas a los distribuidores y televisiones de todo el mundo. Incluso un Festival de cine más que erótico se celebra al tiempo que las estrellas hollywoodianas se pasean por Cannes.

La Palma de Oro de este año, talvez este año le sea concedido a usted. En todo caso no dude en darse un baño de multitudes en la Croissete.

cannes-alfombra.jpg

Museo de la Castre

Situado en un antiguo palacio medieval, sobre el promontorio de Suquet el museo cuenta con fondos legados al final del XIX por el barón de Lycklama. Destacan las colecciones de arqueología antigua y medieval, así como los fondos etnográficos de Asía, América y Oceanía.

Musée de la Castre
Le Suquet
06400 – Cannes
Tél. : + 33 (0)4 93 38 55 26

Cannes-la-Bocca

Es el barrio más popular de Cannes, situándose al oeste de la ciudad junto al mar. Podría ser una ciudad propia, con su ayuntamiento de distrito, su iglesia, correos, un bello mercado provenzal, un magnifico boulodromo, – no olvidemos que la petanca es un deporte obligatorio en la región -, el proyecto de una estación intermodal para el futuro tren de alta velocidad y numerosas zonas comerciales e industriales, una de las cuales contiene el Centro espacial de Cannes Mandelieu.

Aún conserva cierto aire verdaderamente provenzal y marítimo, cosa que ha desaparecido del centro de Cannes.

Villa Ephrussi de Rothschild y Villa Domergue

A medio camino entre Cannes-la-Bocca y el centro, en el barrio de Croix des Gardes, se encuentra la Villa Rothschild y su parque. Construida sobre los cimientos de la antigua Villa Marie-Thérèse, donde se instaló Lord Brougham, quien puso de moda a la ciudad, este palacete de estilo neoclásico es uno de los monumentos al lujo que podemos visitar. Los jardines mezclan las plantas mediterráneas con otras traídas de los trópicos y de Asía.

eriviera5pic1.jpg

Éste no es el único jardín que se puede visitar. Les recomendamos también la Villa Domergue, inaugurada en 1936, año de infausto recuerdo para los españoles. El arquitecto Jean-Gabriel Domergue la imaginó inspirándose en los palacios venecianos. Las esculturas y pinturas que ornan los jardines son obra de su esposa.

Villa Rothschild et ses jardins
1 avenue Jean de Noailles
06400 Cannes

Villa Domergue et ses jardins
Impasse Fiesole
15 avenue Fiesole
06400 Cannes
Tél :+ 33 (0)497064490

Las islas de Lérins

Se trata de uno de los raros distritos insulares de una ciudad en Francia. El “barrio” pertenece administrativamente a Cannes. Un servicio de ferrys asegura la comunicación entre en centro y las islas.

lerins.jpg

Isla de Saint-Marguerite

El Museo del Mar.

Situado en la Isla de Sainte-Marguerite, en el Fuerte real del mismo nombre, el museo se divide en dos partes. En la planta baja encontramos las mazmorras donde, de nuevo, fue encerrado el prisionero de la mascara de hiero, así como recordatorios en memoria de los hugonotes, los protestantes franceses, perseguidos y encerrados durante las Guerras de religión en el siglo XVI y XVII.

chateaum.jpg

En el primer piso están los vestigios romanos y sarracenos extraídos de buques hundidos en las proximidades.

Musée de la Mer
Ile Sainte-Marguerite
Iles de Lérins
06400 Cannes

amphorestr.jpg
La Isla posee 152 ha de bosque mediterráneo, una laguna que ejerce de reserva ornitológica y vestigios del paso de múltiples culturas, romanos, españoles, etc…

Isla de Saint-Honorat

Monastère Notre-Dame de Lérins

Construido sobre los restos de fortificaciones medievales, el monasterio ofrece descanso y reposo espiritual para aquellos que lo deseen. El marco es incomparable, pero la disciplina y el rigor no dejan de ser monacales. Es posible también realizar una visita de solo un día, sólo domingos y días festivos.

Compras.

Para aquellos que puedan permitírselo, Cannes es una de esas ciudades donde gastar no es un problema. Las tiendas más caras, lo que forzosamente no quiere decir las mejores, se agolpan y alínean sobre la Croissete y otros bulevares como la Rue de Antibes, paralela a ella o la Rue Meynadier. Encontraran todo lo que puede encontrarse en Nueva York, Paris, Tokio o Los Ángeles, y también las especialidades provenzales, eso sí, un poco más caras que en el resto de Provenza, glamour obliga.

cannesmourerouge.jpg

Otras posibilidades.

Antibes – Juan-les-Pins, balneario de reconocido prestigio se encuentra a menos de 10 kilómetros hacia el este.
Hacia el oeste a una distancia un poco mayor se alza el Macizo del Esterel, donde el Pico del Oso o el Monte Vinaigre permiten increíbles vistas de la zona. A una media hora hacia el suroeste St-Raphaël y Frejus merecen una visita. Y si tiene más dudas siga buscando entre nuestras páginas. La-Provenza no le defraudará.

Plano, mapa y callejero de Cannes

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en la Cannes.