Antibes – Juan-les-Pins

La ciudad de Antibes – Juan-les-Pins es una de las localidades mas conocidas de la Costa Azul. Se encuentra entre Cannes y Niza, muy cerca de las dos. Antibes, como Cagnes-sur-mer, Villefranche-sur-mer, Saint-Jean-Cap-Ferrat y Mónaco, también muy cercanas, mezclan esa idea idílica y tópica de la Costa Azul, con sus coches de lujo y sus famosos. Eso existe, pero también la belleza del Mediterráneo, de las montañas cercanas y de pueblos de gran belleza. Además de los pueblos costeros ya citados, Antibes se encuentra en el centro de la comarca que incluye Saint Paul de Vence y Grasse.

Estampa de la zona antigua de Antibes, las murallas de Vauvan y las torres medievales, llamadas sarracenas. Foto de AsgharPanahy.

El municipio de Antibes se extiende por una pequeña península donde se incluyen localidades muy turísticas y glamourosas como Juan-les-Pins, justo en el lado opuesto del istmo. La ciudad de Antibes Juan-les-Pins se extiende cubriendo el istmo pero sus 75.000 habitantes también ocupan Le Cap, la península que permite a la ciudad tener 23 Km. de litoral.

A pesar del glamour y los turistas, Antibes conserva buena parte de su encanto ya que todo su centro continúa siendo un pueblecito. Sus murallas junto al puerto, sus calles estrechas, repletas de tiendecitas de souvenirs y productos provenzales mantienen un encanto que se resiste a irse. Su situación inmejorable y sus buenas comunicaciones atraen hacen que su población aumente hasta los 220.000 habitantes en verano más los turistas. Las playas, los encantos de Cannes y Niza, el polo científico, cultural y los campos de golf de la ciudad vecina de Sophia-Antipolis (que roba el nombre de la ciudad griega sobre la que se refundó Antibes), y la cercanía de los Alpes y sus estaciones se encuentran a menos de 100 Km. hacen de Antibes Juan-les-Pins un centro turístico de la Costa Azul.

Como llegar.

Si visitamos la Costa Azul, podremos desplazarnos de una ciudad a otra con comodidad, dado que las distancias son cortas. Antibes se encuentra a 11 Km. al oeste del centro de Cannes y a 20 al este de Niza.

Por carretera Antibes y Barcelona están separadas por 650 Km., unas 6 horas y media. A la frontera italiana solo hay 53 Km., 40 minutos.

Foto del casco antiguo de Antibes. Imagen de Asghar Panahy.

Por avión el aeropuerto de Niza esta a 10 Km. de Antibes, y es el segundo del país, con lo que no faltan conexiones desde España o París.

En tren las estaciones de Cannes y Niza están bien comunicadas con el resto de ciudades importantes de Provenza y de la Costa Azul.

La otra opción son los cruceros o ferries, Niza posee buenas conexiones con Córcega e Italia (visite nuestra página de ferries). Algunos cruceros hacen escala en Niza por lo que puede ser otra opción.

Si busca información general visite nuestra página de viajes.

Dónde dormir.

Como en toda la región, los hoteles no faltan, no en vano se trata de la región más turística de Francia junto a París. La variedad de hoteles es muy grande, desde los Bed and Breakfast (Gîtes en francés), hasta los hoteles de lujo. Los precios son en general un poco más elevados que en otras zonas de Francia, como por ejemplo la cercana Languedoc.

No tendrán problemas para encontrar el hotel que se adapte a su bolsillo y gustos. SI que les recomendamos que reserven con antelación dado que en verano muchos hoteles cuelgan el cartel de completos.

Para mayor información visite nuestra página de hoteles o los anunciantes con los que estamos asociados (Venere).

Un poco de Historia.

Los griegos de Focea, ciudad de Asía menor fundaron una colonia dando origen al poblamiento en la Antibes. La colonia griega de Antipolis se desarrolló a la sombra de su vecina Marsella, también fundada por los focenses. Con la conquista romana de las Galias, Antipolis se transforma en Antiboule. De esa época (siglo I a. C) datan la mayoría de los restos romanos, termas, acueductos, anfiteatros.

Imagen del Port Vauvan, el Castillo Museo Picasso y la catedral. Foto de skweeky.

Durante la edad media se construyen las murallas para defenderse de las invasiones y razzias que asolan el mediterráneo. Sus torres sarracenas recuerda las incursiones de los piratas berberiscos. Esa zona constituye hoy el centro histórico de Antibes.

Más tarde la familia de los Grimaldi, los príncipes de Mónaco, tomará el control de la ciudad, en donde construirán un castillo, hoy Museo Picasso.

Con el fortalecimiento del reino de Francia y la inclusión definitiva de los condados y territorios del midi, Antibes se convierte en la frontera con el Condado de Niza. Invadida varias veces durante las guerras entre Francisco I y Carlos I, la ciudad es atacada varias veces. Enrique II y finalmente Luís XIV emprenderán obras defensivas terminadas por Vauvan el genial arquitecto del Rey Sol.

Su larga historia militar se termina en 1860 cuando con la inclusión del condado de Niza en Francia, la frontera se aleja y Antibes Juan-les-Pins se convierte progresivamente en una tranquila ciudad de playa y reposo.

El siglo XX en Antibes estará marcado por su éxito como balneario admirado por famosos del mundo entero. El barrio de Juan-les-Pins será el centro del nuevo crecimiento turístico- Un millonario norteamericano, Frank-Jay Gould, construye el famoso palacio « le Provençal » y el casino. La Costa Azul y Antibes – Juan atraen a millonarios, artistas, músicos y famosos. Scott Fitzgerald, Prévert, Graham Greene, Picasso, Monet o Ernest Hemingway serán asiduos de la ciudad.

Hoy gracias a su urbanización menor, la gran cantidad de espacios verdes y la atracción del polo tecnológico de la vecina Sophia – Antipolis, Antibes es una de las ciudades más ricas de la zona.

Qué ver.

Teniendo en cuenta que la fama de Antibes y de Juan-les-Pins viene de su litoral y sus playas comenzaremos por ellas.

Empezando por el oeste tenemos las largas playas de La Brague y la Fontenne. Después, al sur del Port Vauvan se encuentran, primero la pequeña playa de la Gravette y después las de le Ponteil y La Salis. Ya en la península de Le Cap está la playa de la Garoupe, una de las más bonitas. En el resto de la península tenemos varias calas de piedras pero no hay más arena hasta la pequeña playita de Le Crotton, junto al Port Gallice, antes de llegar a Juan-les-Pins y su larga playa de arena con la que se termina el municipio.

Antibes visto desde la península de Le Cap. La imagen con los alpes al fondo es impresinante. Foto de cheeweng.

Rutas costeras.

Desde la playa de la Garoupe parte un sendero que recorre la península de Le Cap llamado el sendero de los contrabandistas, - le chemin des contrebandiers -. El camino es muy bonito y recorre un entrono natural que no es muy habitual en esta zona de la Costa Azul.

Una vez refrescados en las playas podemos internarnos y callejear en a parte antigua.

El Port Vauvan.

Es el centro de Antibes. La estación de tren nos deja al pie del puerto, por lo que los viajeros que lleguen del gris París pueden quedar maravillados ante su entrada en la Costa Azul.

El puerto esta fortificado desde el siglo XVII por Vauvan, autor del conjunto de fortalezas que hoy forman parte del patrimonio de la humanidad e la UNESCO y que se hallan en todas las fronteras de Francia. El puerto está dominado por tres edificios principales. El Fort Carré, elemento principal de las defensas de Vauvan, la catedral y el antiguo castillo Grimaldi, hoy Museo Picasso.

El puerto deportivo de Antibes es uno de los mayores de la Costa Azul, por lo que verán numerosos y espectaculares yates.

El museo Picasso.

Picasso pasará largas temporadas en Antibes desde 1946. El castillo fue su taller durante un cierto tiempo y ya desde 1966 se convierte en Museo Picasso. Cuenta con 245 obras el pinto español y otras e autores como Miro o Fernad Leger.
Dirección, Château Grimaldi, Place Mariejol.

Antibes ciudad de museos y cultura.

Otros museos importantes de la ciudad son el Museo Arqueológico situado en uno de los bastiones de Vauvan (Bastion Saint-André). Este museo cuenta la historia larga del poblamiento de Antibes a través de restos griegos, romanos, medievales y modernos.

En la foto una escultura en el paseo marítimo. Foto de DHaug.

El Museo Naval y Napoleónico, que se encuentra en el emplazamiento de la batería de Graillón.  Un cañón de bronce de la época de Luís XIV acompaña a maquetas de barcos, esculturas y objetos de la época napoleónica, reproducciones de objetos militares, armas, uniformes y una vista impagable sobre la rada de Juan-les-Pins desde donde se ven las islas de Lérins.

El museo de la Tour, que narra la historia de Antibes en su siglo de oro, el XX.

El Faro de la playa de la Garoupe.

Entre los edificios del siglo XX relacionados con el apogeo turístico destacamos el hôtel du Cap-Eden-Roc, el Teatro de Antibes y el Gran Hotel en la Plaza General De Gaulle.

Las estrechas calles del centro, las terrazas y los comercios que se distribuyen por todo el casco antiguo junto a los parques y miradores que permiten ver la salida del sol y los atardeceres del Mediterráneo son, sin duda, otros monumentos de gran interés que nuestros amigos viajeros podrán contemplar, plácidamente en este pequeño recodo de la Costa Azul.

Bon voyage.

Mapa / Plano y callejero de Antibes – Juan-les-Pins.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Antibes.