Productos típicos de Provenza y la Costa Azul

Especialidades típicas de la región.

Los productos representativos de Provenza y la Costa Azul son muchos, diversos y sobre todo sabrosísimos. Buena parte de la producción es artesanal y en pequeñas cantidades, lo que garantiza mayor calidad. Esa producción artesanal se mezcla con la industrial, a veces de buena calidad, otras de menor. Es necesario observar bien las etiquetas y preguntar.

Otra de las particularidades de Provenza y la Costa Azul en lo que se refiere a los productos típicos es el aumento de la producción de ecológica. Los productos Bio son cada vez más numerosos y, en principio, garantizan mayor respeto por el medio ambiente y por el modo de vida agrícola

Progresivamente ampliaremos el número de productos, con una pequeña síntesis en esta página y después secciones particulares para los más importantes.

El vino

Las viñas tapizan las llanuras y los valles de Languedoc, las colinas y el valle del Ródano, y toda la región prealpina y la Costa Azul. El vino es omnipresente en todo el sur de Francia. A pesar de no ser ni tan conocidos ni tan valorados los vinos de estas regiones poseen carácter, cuerpo y sabor.

La gama y las denominaciones de origen de los vinos  son muy numerosas. Existen excelentes tintos como los reputados Chateaunef du Pape o Vaqueyras, numerosos blancos desde los licorosos y dulces hasta los ácidos y rosados.

Para mayor información visite nuestra página de vinos.

El Aceite.

La abundancia de olivos y la variedad de aceitunas hacen que el aceite de la región sea uno de los productos más conocidos en Francia. De gran calidad, aunque con un precio superior al español o italiano, el aceite de oliva virgen de Provenza y la Costa Azul se encuentra entre los mejores del mundo. Numerosas marcas y tipos se hallarán en los mercados y fábricas. Como en la mayoría de productos provenzales existen marcas y tipos industriales y artesanales y también, cada vez más aceites de oliva BIO, ecológicos.

Las mermeladas.

La confiture de Provenza de la Costa Azul y Córcega es muy reputada. Los excelentes melocotones, albaricoques, fresas, higos, naranjas, mandarinas y limones, pero también las granadas, las rosas, la lavanda crean sabores conocidos e inaúditos. Todo un placer para nuestros sentidos.

Frutas, verduras, hortalizas y cereales.

Espárrago de Arena (Asperge de sable)

Se cultivan en la Petite Camargue (Aigues Mortes), valle del Ródano y llanura de la Beaucaire, cerca de Nimes. Excelentes, son la base o el acompañamiento de numerosos platos.

La fresa de Nimes (Garriguette)

Disponible desde el 15 de marzo, la fresa de Nimes es la más famosa de Francia. De forma alargada, las variedades garriguette y ciflorette son apreciadas ya que recultivan sobre la tierra, lo que les otorga un perfume particular.

En la foto unas bandejas de Garriguettes de ¡Aviñón!. !Las fresas son saben de fronteras! Foto de p’titesmith12.

Las aceitunas.

Ya les hemos hablado del aceite, pero las aceitunas, las olivas también son una delicia provenzal. Muchas se fabrican de manera industrial dada la gran demanda en Francia y el resto de Europa.

En las variedades, numerosísimas, destacamos la picholine, muy verde y alargada, con un sabor poco habitual, pero delicioso.

El Arroz de Camargue

En la Camargue, humedal situado en la desembocadura y delta del Ródano, se produce el afamado arroz de Camargue, que ya se cultivaba en el siglo XIII. Se cultivan unas 20.000 ha y la producción se eleva a las 75.000 t. Al igual que en el delta del Ebro, en la zona se mezclan las aguas de río y del mar, junto con la tierra húmeda, dando lugar a un arroz particular, muy apreciado. Asegúrese de que el arroz contiene porta la garantía de calidad, el equivalente de la Denominación de Origen.

La Charcuteria.

Es cierto que no existe el chorizo, pero no por ello la charcutería franacesa y en este caso provenzal deja de ser muy interesante. Los salchichones fabricados con cerdo, jabalí, corzo y otros animales merecen y mucho que los probemos.

El salchichón de Arlés

Se empieza a fabricar en el siglo XVII, basándose en una receta árabe. Hecho de carne de cerdo y vaca, se le añaden especias y hierbas de Provenza y también vino tinto.

La Sal.

La sal de Camargue

La fleur de sel, flor de sal extraída con sumo cuidado de las salinas de la Camargue es una de las exquisiteces de la región. Añadida a las mantequillas o utilizada para salar las carnes a la brasa proporciona un placer que sólo la salud puede refrenar. Visite el museo de la sal en Aigües-Mortes.

Foto con los cristales de sal que conforman la creme de la creme de la sal, La fleur de sel.

Los quesos.

De camino a Provenza y la Costa Azul, en la comarca de Larzac (Aveyron) se halla el pueblo de Roquefort-sur-Soulzon, conocido mundialmente por la producción de su queso homónimo. Sólo siete empresas fabrican este queso de oveja tan reputado y sabroso. Las visitas de las cuevas calcáreas donde se madura el hongo que da el especial sabor al Roquefort se pueden visitar. Muy cerca de Montpellier esta visita y degustación es una de las maravillas del sur de Francia.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en la Provenza.