Vinos de Provenza y Languedoc

El viñedos pueblan una buena parte de los montes y tierras del sur de Francia y por supuesto también de la Provenza. Existen múltiples Appelations d’Origines Controlés, A.O.C, el equivalente de nuestras Denominaciones de Origen D.O. Ciertamente, y a pesar de ser una opinión del equipo redactor, los vinos del sur de Francia se acercan más al gusto profundo y amaderado de los vinos españoles, de un Rioja, de un Toro o de los vinos catalanes.

Foto de los racimos ya listos para vendimiar de stephandw.

Intentaremos mostrar el gran abanico de vinos, muchos de ellos desconocidos, de esta región, pero serán ustedes los que con su cata nos aportarán el resultado y la opinión definitiva.

Vinos del valle del Ródano y del Luberon.

Desde la antigüedad el vino se ha producido en el valle del Ródano, cuyas excelentes condiciones climatológicas atrajeron a los griegos primero, y a los romanos después.

Côtes du Rhône

Los más conocidos. Estos vinos se afianzan cada vez más como una alternativa a los Burdeos y Borgoñas. Su origen se centra en la región del Ducado de Uzès o Uzege aunque hoy se sitúan en las tierras que circundan Aviñón y la región de Orange, ocupando unas 41.000 ha. Precios variados aunque en general asequibles.

Côtes du Rhône Villages.

Cultivados en suelos arcillosocalcáreos se obtienen unos caldos densos y generosos, con mucho color y sabores afrutados. La aridez del terreno pedregoso ayuda a todo ello. Hay unas 7.900 ha en producción. Para los tintos y rosados un 50% minimo de Garnacha es obligatorio, mezclado con Syrah y/o Mourvèdre y otros cepajes. Para los blancos se combinan las diversas clases de uva sin restricciones. Precios asequibles

Châteauneuf du Pape.

En la región de Aviñón, territorio papal hasta la Revolución francesa, los papas instalados a partir del siglo XIV desarrollaron el cultivo de la vid para abastecer a la ciudad. Hoy en día son vinos muy prestigiosos de fuerte carácter y sabor amaderado. Unas 3.200 ha cultivadas. Vinos caros.

Foto de unas bellas botellas de Jean-Louis Zimmermann.

Coteaux du Tricastin.

Tienen la particularidad de provenir de la misma región donde se sitúa una de las centrales nucleares francesa, que posee el mismo nombre. Las viñas se extienden sobre unas 2.750 ha. Es un vino agradable, con más sabor y menor precio que sus equivalentes de Burdeos o Borgoña, tal vez, gracias a la central… Buen vino, tenemos constancia, recomendable y como ven con anécdota incluida. Precios asequibles.

Gigondas.

Cultivado también en arcilla roja ya desde tiempo de los romanos. Hoy forman parte de los Grandes Crus de la región, siendo una alternativa a los carísimos Châteauneuf du Pape. Situado cerca de Orange, la visita cultural de la ciudad puede bien concluirse con una degustación de este buen vino. Se cultivan unas 1.200 ha con Garnacha, Syrah y Mourvèdre. Su precio no es tan alto como el de Châteuneuf du Pape, pero no son vinos baratos.

Côtes du Vivarais.

Se trata de una denominación de origen reciente (AOC en 1999), pero muestra la emergencia de la región vitivinícola de Ardeche. Los viñedos ocupan varios municipios de dicho departamento, pero también del Gard. Los viñedos pueden verse luego de visitar las famosas gargantas de Ardeche (Gorges de l’Ardeche). Son vinos trabajados, que vienen de tierras con mucha roca, que merecen ser probados. Los productores recomiendan saborearlos a partir de los dos años.

Las variedades de uva son Syrah al norte y Garnacha al sur. Aunque los más comunes son los tintos, existen también los rosados y blancos.

Provenientes de zonas calcáreas, rocosas pero húmedas, estos vinos tienen fama de poderío, oscilando entre la suavidad y ese regusto a madera tan riojano. Necesitan, en general, una buena aireación una vez abierta la botella, ya que su sabor tarda en desarrollarse. Excelentes para acompañar la carne de caza de la región.

Tavel.

Es una Denominación de Origen pequeña, pero muy conocida y apreciada. Sólo produce rosados muy licorosos que amará o no, no hay termino medio. Secos y dulces, su sabor es distinto. Muy recomendable y con una historia muy antigua.

Foto de S Wolverton, del curioso vino de Tavel.

Côtes du Luberon.

Situados al noroeste de Saint remy de Provence, las colinas del Luberon ofrecen condiciones muy buenas para las viñas. Es una de las denominaciones más grandes. Sus blancos compiten con los tintos en variedad aromas y vivacidad. Precios variados, calidad muy buena. 3000 ha.

Lirac.

Es una pequeña denominación (sólo 430 ha), que produce tintos relativamente fuertes y con cuerpo. También encontramos Lirac blancos y rosados muy afrutados.

Otras Denominaciones son:

Vacqueyras.

1.400 ha. Vinos caros.

En la foto un mapa de las denominaciones de origen del Valle del Ródano.

Costières de Nimes

Unas 4.340 ha situadas al sur de la ciudad. Precios asequibles.

Côtes du Ventoux.

Al pie del Mont Ventoux se producen estos vinos generosos y afrutados de muy buen precio y calidad. 6650 ha cultivadas.

Côtes de Pierrevert.

Otro de los mayores, ya en plena Provenza al noreste de Saint Remy.

Vinos de Provenza.

Côtes-de-provence.

Côtes-de-Provence. Sus 17.000 ha lo hacen uno de los mayores. Denominación de origen desde 1977. Destacan sus rosados que constituyen tres cuartos de la producción.

Bandol.

Más pequeño (1300 ha) posee la particularidad de no poder ser vendido antes de 18 meses de barrica (los tintos) y 8 meses los blancos y rosados. Precios altos.

Cassis.

Pequeña producción de vino que rivaliza con el licor homónimo. Los blancos y los rosados clarísimos son los más destacados.

Palette.

Otra de las denominaciones my apreciadas por los coleccionistas. Sólo 20 ha. Vinos muy cuidados, 18 meses de barrica para los titos, 8 para los blancos y rosados.

Mapa de los vinos de Provenza.

Coteaux d’Aix-en-Provence.

En la región de Aix se producen sobre todo rosados y tintos. En los tintos encontramos los ligeros para beber en el año y los más secos, poderosos para beber 4 o 5 años.

Coteaux-des-baux-de-provence.

La comarca de la bella ciudadela suspendida sólo produce tintos y rosados. 3.000 ha, de una denominación joven (1995).

Coteaux-varois-en-provence.

Existe desde 1993. Todos los vinos deben estar compuestos de dos cepajes.

Bellet.

Se trata de una de las denominaciones más raras de Francia con apenas 32 ha cultivadas y una producción de 50.000. Y en Francia lo raro es caro. Se produce en los alrededores de Niza.

Vinos de Languedoc

Coteaux de Languedoc

Viñedos al oeste de Nimes. Rosados, blancos y tintos (rouges en francés). A.O.C, el equivalente de la Denominación de Origen española, que gana año a año prestigio. Vinos agradables para el paladar español, mucho más que los elegantes pero más bien asépticos Burdeos y Borgoñas.

Vinos del País

A diferencia de lo que ocurre en España, el vino del país no es necesariamente peor que el de denominación de origen (DO-AOC).

En Francia muchas regiones productoras prefieren no asumir el coste , ni las obligaciones que la denominación de origen contiene. A pesar de ello se producen excelentes vinos del país. Aquí les hablaremos de algunos de ellos.

Vino de Pays l’Uzège.
Son los vinos del Uzege la región situada al norte de Nimes y al oeste de Aviñón. Los viñedos se plantan en las laderas mejor expuestas de la garriga del Gard, cohabitando con olivares, melocotonares y otros frutales y con robles de trufa.

Varias cooperativas agrupan a los productores en Uzès, St Quentin la Poterie, Euzet, etc… Las cepas son variadas: Garnacha, Syrah, Mouvèdre, Carignan, Cinsault para los tintos; Garnacha, Viognier, Marsanne y Roussanne para los blancos. Los autores les recomiendan vivamente estos últimos, cuya frescura e intenso sabor se acoplan perfectamente a pescados y mariscos. A degustar bien fríos. Precios asequibles.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en la Provenza.