Pont du Gard. El acueducto romano del Gard.

El Pont du Gard (o Puente del Gard, en español) es uno de los lugares más turísticos de la región del Languedoc-Roussillon, y no es de extrañar, ya que este acueducto romano de tres niveles que fue construido hace 2000 años, es una obra espectacular que se encuentra en un emplazamiento natural de gran belleza. Está situado en el municipio de Vers-Pot-du-Gard, a sólo 14 kilómetros de Uzès, 24 km de Nîmes y 26 km de Avignon, algunas de las ciudades más importantes de la Provenza. Es uno de los monumentos franceses más visitados junto a la Torre Eiffel y Nôtre Dame de Paris; Turistas de todo el mundo vienen a admirar esta magnífica obra de arte del mundo romano.

El Pont du Gard, uno de los acueductos romanos más altos, imponentes y mejo conservados. Foto de JRJ.

Historia del Pont du Gard

Nîmes era una de las ciudades más importantes de la Galia cuando se convirtió en colonia romana en el año 45 a. C. Su expansión fue rápida y su población llegó a ser de 20.000 habitantes. En el siglo I la construcción de un acueducto le va a dar libertad para llevar a cabo un gran proyecto urbano prestigioso gracias al cual se crearán fuentes, termas, redes de alcantarillado, monumentos…adquiriendo de esa forma el prestigio al que aspiraba. El acueducto romano fue construido entre los años 40 y 60 d. C., bajo los imperios de Claudio y de Nerón, por unas mil personas que trabajaron durante  unos 5 años, con la finalidad de llevar agua del río Eure a Nîmes a través de un acueducto de 50 km.

pont-du-gard-francia-provenza-romanoEl trazado del acueducto se hizo en función de las posibilidades físicas impuestas por el terreno. Un desnivel de 12 metros entre el principio de la canalización y el final hizo que los constructores tuvieran que realizar una increíble proeza técnica calculando una pendiente que permitiera la caída del agua por la gravedad. En la mayor parte del trazado del acueducto, la canalización está enterrada, y los muros fueron realizados con bloques de piedras locales (calcárea de color amarillo) fáciles de tallar y recubiertas con una capa de cal que reduce las filtraciones e impide que las raíces penetren.

Espectacular foto de K Mouritsen, que Ustedes pueden repetir, ascendiendo por uno de los laterales del acueducto.

El Pont du Gard es un símbolo del poder de la civilización romana y se ha conservado a lo largo del tiempo sobreviviendo a guerras y problemas climáticos. Conserva las huellas de una organización racional de las obras: numeración de las piedras, puntos de apoyo del andamiaje y grúas.

El Pont du Gard se corresponde con una de las partes del acueducto romano que salen al exterior y que constituye una auténtica obra de arte. Además de ser uno de los acueductos más altos del mundo romano (49 metros), está increíblemente conservado y se distingue de los otros puentes-acueductos por sus dimensiones imponentes y la apertura de sus arcos (la más grande llega a medir 24,52 metros). Está formado por tres niveles de arcadas: 6 arcos en el primer nivel, 11 en el segundo y 47 en el tercero.

El acueducto romano funcionó durante los siglos II y III d. C., periodo en el que en Nîmes se construyeron termas grandiosas y el agua tuvo un gran protagonismo en la vida cotidiana. En el siglo IV, a falta de medios, la obra no se somete a un mantenimiento regular, la vegetación crece en el canal y el caudal se reduce considerablemente. Hacia principios del siglo VI, se abandona definitivamente, en el momento en el que los visigodos y los francos comparten la región recorrida por el acueducto.

Patrimonio mundial de la Unesco

El Pont du Gard fue clasificado como Patrimonio mundial de la Unesco en diciembre de 1985. Desde el siglo XVI, la arquitectura excepcional del Pont du Gard llamó la atención y fue objeto de restauraciones destinadas a su conservación. En el siglo XVIII, las autoridades de la región del Languedoc le pidieron al ingenieron Henri Pitot que construyera un puente en el primer nivel del acueducto romano para poder atravesar el río Gardon protegiendo la obra antigua. En el siglo XIX, concretamente en 1840, el Pont du Gard fue inscrito en la lista de los grandes monumentos de la Comisión de Monumentos Hístóricos. A partir de ese momento fue objeto de numerosas e importantes restauraciones, durante ese siglo y el siguiente. En 1996 se inicia una operación de protección y acondicionamiento del lugar histórico y ecológico del Pont du Gard, un proyecto ambicioso que se realizará en el año 2000: se habilitarán estructuras de recepción para los numerosos turistas que vienen de todo el mundo a visitarlo, se crearán espacios de conocimiento y descubrimiento de la historia de la construcción del acueducto de Nîmes, además de organizar el entorno y convertirlo en un auténtico museo natural.

Entorno natural del Pont du Gard

pont-provenza-gardEl magnífico monumento romano del Pont du Gard se muestra todavía más majestuoso gracias al entorno natural en el que se encuentra, que es accesible gratuitamente a todos los visitantes. La magia del lugar reposa en el acueducto, pero también el río Gardon y en el paisaje mediterráneo. En la orilla donde la roca está más presente se encuentra un auténtico paisaje de garriga y de antiguas tierras agrícolas rehabilitadas, donde se cultivan los productos típicos del mediterráneo: viñas, cereales y olivos. En la orilla más húmeda hay una avenida arbolada por donde podemos caminar y acercarnos al agua, tal vez a darnos un baño. A ambas orillas del Gardon hay unos senderos, al lado del acueducto, por los que se puede subir y llegar a una altura interesante desde donde se puede admirar el Pont du Gard y el magnífico entorno natural.

En el siglo XVIII se construyó en el Pont du Gard un puente para atravesar el río. Adosado a él, hoy en día es el que atravesamos para pasar de un lado al otro.

Memorias de la Garriga (“Mémoires de garrigue”)

Se trata de una exposición al aire libre de los diferentes paisajes que podemos encontrar en la Garriga en 15 hectáreas de parcelas agrícolas. “Memorias de la Garriga” tiene como finalidad presentar la evolución del paisaje mediterráneo y preservarlo al mismo tiempo. A lo largo de este paseo educativo, que se encuentra en la orilla izquierda del río Gardon, a un paso del Pont du Gard, nos encontramos con los vestigios del acueducto romano. Un equipo compuesto por un agrónomo y botánico, un escenógrafo y un paisajista ha definido los principios de este recorrido museográfico del paisaje mediterráneo, que dura de una a dos horas, según el circuito elegido. El visitante es libre de elegir un itinerario en el que paseará a través de cereales, viñas, olivos, robles, árboles frutales, arbustos…Hay un panel explicativo que le ayudará a orientarse.

Horarios: Abierto todos los días del año. Acceso libre y gratuito.

Visita: en verano, todos los días de 11:00 a 19:00 hay un guía que les espera en el “bosquet de chênes verts” para hablarles sobre el paisaje mediterráneo. La visita puede ilustrarse también por un libro-guía disponible en recepción que habla sobre la garriga, el clima, los suelos, la agricultura y la evolución de los paisajes (4€).

Otros lugares que visitar en el Pont du Gard

Museo del Pont du Gard

provenza-pont-du-gard-nimesEl Museo del Pont du Gard gira en torno al acueducto romano, que puede descubrirse a través de maquetas, cartografía e imágenes en pantallas multimedia (en cuatro lenguas). Hay tres zonas de visita que se extienden a lo largo de 2500 m2.

La civilización galo-romana de la ciudad y el agua

Se trata de un espectáculo con múltiples pantallas y efectos sonoros que nos sumerge en la vida cotidiana del Nîmes de aquella época, con sus habitantes en sus ocupaciones, hablando latín, los monumentos antiguos y también del Nîmes actual. En esta sección el agua es la protagonista: los 30 000 m3 que llegaban todos los días a las fuentes públicas, baños, jardines, estanques…Hay también una maqueta increíble de un Domus de 500 m².

Foto de ppll16 del acueducto del Pont du Gard iluminado por a noche.

La construcción del acueducto romano y del puente

Esta sección está dividida en tres partes: los acueductos del mundo romano: en un mapa gigante se muestran unos 50 acueductos construidos por los romanos; la obra del acueducto romano: se pueden ver reproducciones del canal y de los dos arcos del tercer piso del Pont du Gard; el acueducto de Nîmes: en una pantalla gigante se puede ver el recorrido aéreo (filmado a baja altura) del acueducto subterráneo.

El Pont du Gard a lo largo de los siglos y sus representaciones

En esta sección, el museo le invita a descubrir las múltiples representaciones del Pont du Gard, completadas por tres galerías de estudios: la galería de los sabios (observaciones de los investigadores e historiadores de ayer y hoy); la galería de los ingenieros (la lucha entre antiguos y modernos a mediados del siglo XIX en Nîmes en torno a la cuestión de la revisión del canal romano); y la galería de los arquitectos (panorama de las reparaciones de la Edad Media a la actualidad).

El espacio “Ludo” para los niños

Se trata de un universo lúdico con vocación pedagógica destinado a los niños de 5 a 12 años. En él son invitados a hacer diferentes recorridos de descubrimiento y de juegos, y es que en este espacio, el niño es el actor.  Hay cuatro actividades: viajar en el pasado (el niño se transforma en un escolar galo-romano, en un comerciante, en un campesino y actúa como la gente de aquella época); aprender a manipular y a controlar el agua, un elemento esencial a la vida; buscar las huellas del pasado (el niño se convierte en un arqueólogo); y observar la naturaleza (aprender a reconocer y a respetar en entorno, descubrir los verdaderos habitantes del lugar: los árboles y los animales).

Apertura del emplazamiento del Pont du Gard

pont-du-gard-provenza-franciaEl Pont du Gard está abierto al público durante todo el año: el acueducto romano y el espacio “Mémoires de garrigue”.
Horarios: Todos los días de 9:30 a 19:00 (de junio a septiembre; a 18:00 en octubre y a 17:00 de noviembre a febrero).
Parkings vigilados (abiertos de 07:00 a 01:00): capacidad de 800 plazas en la orilla izquierda y de 600 en la orilla derecha.

Foto de los arcos del Pont du Gard y el cielo azul de Provenza. Foto de flickr de Mara Depe.

Tarifas

15€ por visitar el emplazamiento del Pont du Gard: Pont du Gard y vestigios del acueducto romano, recorrido al aire libre del espacio “Mémoires de garrigue”, exposiciones temporales, animaciones gratuitos, acceso a los 7 km de circuitos de paseos, las áreas de picnic, los parkings vigilados…

Aunque, en realidad, lo que se paga es el parking, porque el resto, salvo el museo, es gratuito. Por lo que existe también la posibilidad de dejar el coche un poco antes de llegar al Pont du Gard, cuando se viene desde Uzès; hay una rotonda y suele haber coches aparcados por allí. Así el paseo también se hace muy bonito y nos encontramos con los vestigios del acueducto romano en seguida.

Hay un abono anual que cuesta 20€ (acceso ilimitado al museo, al cine, al espacio para los niños, al recorrido “Mémoires de garrigue”, a las expoxiciones temporales, a los 7 km de circuitos de paseos, a las áreas de picnic, a los parkings vigilados, al baño vigilado en el río en julio y agosto y a 20% de descuento en los espectáculos y actividades culturales).

Dónde comer en el Pont du Gard

Hay un restaurante frente al acueducto romano en la orilla derecha. Y un café en la orilla izquierda, donde se puede encontrar “comida rápida”. Aunque lo mejor es llevarse unas tortilla o unos bocadillos y hacer un picnic en cualquier lado, a orillas del río mirando al acueducto o en cualquier lugar del espacio “Mémoires de garrigue”, ya que es todo un privilegio y un placer.

Dónde dormir en el Pont du Gard

hotel-provenza-pont-gardEn los alrededores del Pont du Gard hay pequeños hoteles provenzales con pocas habitaciones y con mucho encanto, algunos en casas tradicionales llamados Mas. También hay gîtes, que son los llamados bed and breakfast, lugares muy agradables donde se pueden alojar, donde los dueños de las casas les darán un trato especial. Algunos de estos lugares, aunque no son muy grandes, tienen piscina y hasta sauna. Se encuentran sobre todo en Uzès a tan sólo 14 kilómetros del Pont du Gard, y que puede ser el lugar de alojamiento ideal, ya que es el pueblo más importante de la región, desde donde puede salir hacia otros lugares de la Provenza y de la Costa Azul. Aunque también pueden alojarse en Castillon du Gard, un pueblo de gran encanto cerca del Pont du Gard, y que queda en lo alto de una colina, por lo que hay muy buenas vistas desde allí.

El alojamiento en Provenza es de lo más agradable, como las gîtes, tan extendidas por la región y por la Costa Azul.

Otros servicios en el Pont du Gard

En la recepción de la orilla izquierda hay una taquilla, así como en las zonas de aparcamiento; un cajero automático; un buzón y hasta un lugar para cambiar a los babés. Los servicios públicos y gratuitos se encuentran en las dos orillas.

Cómo llegar al Pont du Gard

El Pont du Gard está situado entre Remoulins (carretera nacional 100) y Vers-Pont-du-Gard (D 18). Se puede alquilar un coche para recorrer toda la zona si es que llega en avión, en bus o en tren, ya que es la opción más práctica si quiere conocer más o menos los rincones más bonitos de esta parte de la Provenza.

En coche
Autopista A9, salida 23 a Remoulins, dirección Uzès, y después seguir las indicaciones hacia orilla izquierda (rive gauche) u orilla derecha (rive droite).

En tren
acueducto-provenza-gardEstaciones de Nîmes y de Avignon. Hay trenes desde Barcelona: un talgo Barcelona-Cadaqués y, desde allí, el TGV (tren de alta velocidad) hasta Nîmes. O el TGV París-Avignon, París-Nîmes (que tarda sólo tres horas).

En bus
Hay buses Nîmes-Collias y Nîmes-Remoulins-Avignon.

En avión
Hay vuelos desde Madrid que llegan al aeropuerto de Montpellier (a 70 km) y desde Madrid y Barcelona que llegan a Marsella (a 100 km). También hay vuelos de los aeropuertos de París a Nîmes, Avignon, Montpellier y Marsella.

En la foto vemos la parte más baka del viaducto, antes de convertirse en acueducto elevado. Foto Vastar Yoles.

Otras actividades en Pont du Gard

Paseo en Kayak

Muchos turistas deciden darse un paseo en Kayak por el río Gardon, que les permite admirar el Pont du Gard, pasar por debajo de sus arcos, admirar el paisaje y, también, no muy lejos, ir por las gargantas, que son de una gran belleza (se encuentran a la altura de Colliàs).

Jornadas europeas del Patrimonio

El emplazamiento del Pont du Gard también participa en estas jornadas europeas que se celebran todos los años en septiembre desde el año 1984. Están destinadas a dar a conocer patrimonio cultural. Se abre excepcionalmente la canalización del tercer piso del Pont du Gard, y los visitantes podrán atravesarlo. Los espacios museográficos permanentes y el espacio Ludo son gratuitos ese día.

Fuegos artificiales de invierno

Los primeros eventos del año que se celebran en el Pont du Gard, son los fuegos artificiales de invierno, que tienen lugar al anochecer. El acueducto se convierte en un lugar mágico iluminado por luces de colores y por los fuegos que lo iluminan. Para celebrar el año nuevo, el emplazamiento del Pont du Gard organiza una tarde extraordinaria en la que tendrán lugar espectáculos lúdicos y mágicos, además de conciertos de música clásica y otras músicas. El precio de entrada es lo que se paga por aparcar (15€).

« Garrigue en fête »

provenza-pont-gardEl fin de semana de Pascua tiene lugar la fiesta de la garriga, una fiesta que se celebra desde 2002 y que tiene como protagonista al paisaje mediterráneo. Aquellos que van a visitar el Pont du Gard, tienen suerte si coincide en Pascua, puesto que a orillas del Gardon, en plena naturaleza se desarrolla esta fiesta campestre donde se reúnen las familias y los amigos para comer y asistir a los múltiples espectáculos y demostraciones que tienen lugar a los pies del magnífico acueducto romano. Un gran mercado con productos locales, la siesta musical, animaciones artísticas, paseos en calesa, el famoso “picnic fermier” y otras sorpresas forman parte de la programación de “Garrigue en fête” a lo largo de todo un fin de semana.

Cada año, un elemento natural constituye en tema central de esta fiesta: el fuego, el viento, el agua, la piedra…todos parte integrante del lugar y del paisaje mediterráneo. Especialistas del medio ambiente y profesionales vienen a animar paseos y talleres en torno al tema de ese año. Por otra parte, hay también circo: en torno a un olivo, el público podrá asistir al espectáculo de payasos, acróbatas y equilibristas. El “picnic fermier” tiene lugar a la hora de la comida (no olviden que en Francia se come a partir de las 12), en los robledales, donde el visitante podrá degustar productos de la región: salchichones, quesos, patés, vinos y zumos, todos productos artesanos, que contiene la cesta que se puede comprar en recepción. Estos productos también se pueden comprar en el mercado. Para los más pequeños, se instala un parque; y además podrán jugar a buscar el huevo de pascua que se esconde por el bosque.

Tarifa: entrada al lugar con derecho a parking (15€). Cesta Picnic: 13€/persona.

La Nuit des Musées

La noche de los Museos se celebra en toda Francia y Europa un día a mediados de mayo, y también el museo del Pont du Gard.

GaloPont

Programado por primera vez en 2010, GaloPont es un evento que celebran durante toda una jornada los amantes de los caballos. Desfiles, paseos a caballo, espectáculos ecuestres y concursos, además de documentales, exposiciones y otras actividades originales en trono al caballo. Con la entrada al parking (15€), tenemos acceso a este evento.

Mapa, plano y callejero del Pont du Gard (acueducto romano).

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en la zona de Pont du Gard.