Parque Nacional de Cévennes

Creado en septiembre de 1970 este parque se extiende por más e 90.000 ha, entre los departamentos de Lozère y Gard. Es un parque influido por el Mediterráneo, el Atlántico y una cierta continentalidad que se aprecia en los rudos inviernos.

Foto de Philippe_2206

Un paisaje redondeado, con colinas y algunos montes, – cumbres de antiguos macizos antiquísimos -, cubierto por bosques y pastizales, y también con roquedales testigos de la dureza del clima. Se trata de un parque de media montaña, siendo el punto culminante el Monte Lozère con 1699 m. El viajero encontrará una gran diversidad geológica (calizas, granito, esquisto); vegetal (más de 1600 especies, 35 protegidas y 21 endémicas); y animales (89 especies de mamíferos, 208 de aves, 35 de reptiles y 24 de peces). El bosque cubre más de 58.000 ha, sobre todo en la zona central el parque. En los últimos años se han reintroducido ciervos, corzos, castores, buitres y urogallos, ausentes desde hace más de 200 años.

El Monte Lozère es la culminación de un macizo granítico muy antiguo (280 millones de años). Las planicies elevadas y redondeadas que se observan, no son otra cosa que los restos de las antiguas cumbres erosionadas y carcomidas por los elementos. El suelo se divide entre las zonas irrigadas con tierra lo suficientemente profunda como para ser cultivada, refugio del hombre; y zonas donde los bloques de granito se acumulan, dando al paisaje un aspecto desolado. En los alrededores del Lozère se encuentran a menudo turberas.

En la zona central del parque los bosques de abetos y hayas contienen una vida animal mucho más rica. Jabalíes, y los reintroducidos ciervos y corzo, comparten la región con mamíferos más pequeños, aves y reptiles.

La zona sur del parque posee un aspecto más meridional, los castaños pueblan la zona y ofrecen a la gastronomía local uno de sus elementos principales. Hoy en día, en los pueblos del interior del parque y en aquellos que los circundan, sobre todo al sur y al este, se ha desarrollado una economía sostenible y ecológica que produce bajo las normas bio, lácteos (leche y las infinitas variedades de quesos de vaca, oveja y cabra, requesón, nata, etc.), miel, licores, vino, castañas y frutas de temporada.

En el borde sur, el Parque nacional se extiende por el departamento del Aveyron, donde encotramos las Gargantas del Tarn, paraiso para los montañeros y los amantes del kayak, el Paque Natural des Grands Causses y la ciudad de Roquefort.

El clima es agradable en primavera y otoño, muy frío en invierno, siendo común la nieve, y muy calido en verano. La sequedad del ambiente, acentuada por los vientos dominantes (Mistral y Vent du Midi), puede rápidamente transformarse en diluvio ya que las lluvias, a menudo de forma torrencial, aparecen de improvisto. Cuide su calzado y no olvide ropa de abrigo y el agua si piensa realizar una larga caminata o visitar las zonas más altas.

Cervatillo onservado a los curiosos humanos. Foto dub-o-aa.

Toda la región es un paraíso para montañeros y amantes de la naturaleza. Más de 2000 de rutas y senderos balizados, jalonados por las inseparables gîtes o casas de huéspedes donde descansar tras una larga jornada de caminatas. Los principales senderos y circuitos son el GR7, GR70, con el Chemin de Stevenson GR71 y 72; el Sendero de la Grande draille GR62 y los senderos GR43 y 44. También podemos recorrer los circuitos de gran recorrido que rodean los principales macizos, ya sea andando, durante varios día, o en bicicleta. Así pues, tenemos el circuito de Mont Aigoual GR66 de 78 km; el de Cevennes GR67 de 130km; el del Monte Lozère GR68 de 110km y finalmente el de Causse Méjean GR de pays, de 100km. Para más información pueden visitar la pagina de los circuitos peatonales franceses, desgraciadamente únicamente en francés e inglés (http://www.gr-infos.com/gr-fr.htm).

¿Como llegar?

Por carretera. Las carreteras que unen la costa o el valle del Ródano con el Parque se hacen sinuosas a medida que nos acercamos al mismo. Se puede acceder desde Montpellier por Ganges y Le Vignan, a 66 Km. (posibilidad de visitar la Gruta des Demoiselles y el Circo de Navacelles, a 82 Km. de Montpellier). El Monte Aigoual se sitúa a 36 Km. de Le Vignan.

Desde Nimes, por Alès, hay 119 Km. hasta Florac.

Varios días son necesarios para recorrer todo el parque, cuidado en invierno los días son muy cortos y podemos encontrarnos ya anochecido en mitad del Parque.

Las carreteras, en relativo buen estado, son, sin embargo, estrechas y empinadas. Prudencia ante todo, sobre todo en caso de lluvias

En tren, existe la posibilidad de internarse en el interior del Parque gracias a la conexión de la SNCF, la empresa pública de trenes franceses. La línea Nimes – Clermont Ferrand, pasa por el corazón del parque. El tren que para en Génolhac, no es precisamente un alta velocidad, pero permite, dados su horarios intempestivos, ver amanecer el sol sobre los montecitos de Cevennes. Con calma, desde Nimes y Montpellier.

Mapa de Cevennes

vaca.jpg

Foto Philippe_2206

Les recomendamos, dentro o en los alrededores del parque:

Anduze

El circo de Navacelles

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Cevennes.