Carnaval de Niza

El Carnaval de Niza es un espectáculo
El Carnaval de Niza es un espectáculo

El Carnaval de Niza es uno de los más importantes del mundo y el principal que hay en Francia, junto al Carnaval de Dunkerque. Es una de las manifestaciones culturales más grandes que hay en invierno en la Costa Azul. Miles de turistas de todo el mundo de dan cita en la bella ciudad de Niza para participar en en este gran acontecimiento popular. Una oportunidad única para ver la capital de la Costa Azul desde otra perspectiva y descubrir su impresionante patrimonio monumental, la belleza de una ciudad que ha crecido a orillas del Mediterráneo.

La hermosa Plaza Masséna y las calles de Niza son el marco de impresionantes desfiles de carrozas y disfraces acompañados por cientos de músicos y bailarines procedentes del mundo entero. Otro de los escenarios es el célebre Paseo de los Ingleses (“Promenade des Anglais”), donde tienen lugar las elegantes batallas de las Flores: desde hermosas carrozas decoradas con flores, originales disfraces lanzan al público atento flores que ya anuncian la primavera.

A lo largo de 15 días, la ciudad de Niza vive al ritmo de uno de los acontecimientos más importantes del sur de Francia, favorecida por el clima benigno de la región de la Costa Azul, con un invierno luminoso, a menudo soleado y con temperaturas suaves.

Historia del Carnaval de Niza

El origen del carnaval está en la Edad Media, época en la que la gente, antes de ayunar durante cuarenta días siguiendo la tradición católica de la Cuaresma, disfrutaba de una cocina rica y copiosa. Además de participar en bailes, mascaradas y farándulas, disfrazándose y enmascarándose para burlarse los unos de los otros, hasta la llegada del Mardi Gras.

El Carnaval de Niza aparece citado por primera vez en 1294, cuando Charles D’Anjour, conde de Provenza comenta que en Niza disfrutó de los días alegres del Carnaval. En 1830 se organiza el primer cortejo en honor de Charles-Félix y de María Cristina, soberanos del Reino de Piamonte Cerdeña. Y hasta 1872, los ciudadanos de Niza se disfrazaban de forma independiente y se echaban los unos a los otros confeti, harina y huevos.

Fue en 1873 cuando nace el Carnaval de Niza de la era moderna, ya que se funda un comité de fiestas que, junto al ayuntamiento, organizan un carnaval con carrozas, una puesta en escena estructurada y tribunas de pago. Incluso, hasta 1971, se construyeron maquetas de las carrozas más espectaculares que desfilaron por Niza. El 14 de febrero de 1882, Su Majestad “Triboulet” hace su aparición en la ciudad: un fantoche de paja que hasta ese momento había permanecido en la plaza de la Prefectura como espectador inmóvil. Ahora participa por primera vez en la comitiva, montado en la “carroza real”. Y las carrozas desfilan por la ciudad de Niza a lo largo de diferentes recorridos, tras lo cual la fiesta continuaba en los diferentes barrios en donde se pueden ver pequeñas carrozas de lo más original.

En las dos Guerras Mundiales no se celebró el Carnaval de Niza, así como en 1991, durante la Guerra del Golfo.

Desfile o “Corso” del Carnaval de Niza

La Plaza Masséna acoge el famoso desfile o “Corso Carnavalesco” compuesto por 18 carrozas decoradas siguiendo el tema elegido cada año, un auténtico espectáculo de luces y colores en el que destacan múltiples artistas de calle y grupos musicales procedentes de todo el mundo. Es una ocasión única para mostrar la creatividad de muchos de los habitantes de Niza que viven esta fiesta con auténtica pasión y se esmeran construyendo y decorando las hermosas carrozas que después desfilan por las calles de la ciudad. En realidad, podríamos decir que son auténticos artesanos pertenecientes a un taller llamado “Maison du Carnaval” en el que trabajan durante meses. Hay que destacar que nuevas técnicas, procedimientos y materiales han permitido la mecanización, la articulación y la modernización de las carrozas y de los cabezudos que van en ellas.

La Batalla de las Flores

La 1ª Batalla de las Flores del Carnaval de Niza (creada por por Andriot Saëtone) tuvo lugar en 1876 en el famoso Paseo de los Ingleses (Promenade des Anglais), a orillas del Mar Mediterráneo, un marco perfecto para un bello espectáculo. Originalmente se trataba de intercambiar flores para divertir a los turistas, pero poco a poco se fue convirtiendo en un auténtico espectáculo para rendir un homenaje al trabajo de los productores de flores locales. Y en la actualidad el 80% de las flores utilizadas pertenecen a la región de la Costa Azul y son de una gran calidad y variedad.

Unas 20 carrozas decoradas con flores desfilan por el Paseo de los Ingleses y el “Quai des Etats Unis” y muestran un trabajo meticuloso realizado en poco tiempo para evitar que se mustien las flores. Desde las carrozas, carnavaleros con disfraces elegantes y originales, lanzan miles de flores al público. Un espectáculo único que fascina a los asistentes.

“Corso” Iluminado

El tercer gran espectáculo del Carnaval de Niza es el llamado “Corso” iluminado, un espectacular desfile de carrozas iluminadas que tiene lugar por la noche y que parte de la Plaza Masséna para después dar una vuelta al jardín Albert 1º. En la plaza pueden verse el desfile y las diferentes animaciones retransmitidas a través de pantallas gigantes.

Precios

No olviden que el primer día del Carnaval pueden ver los espectáculo de forma gratuita, pero el resto de los días tienen que pagar para estar en las tribunas o en el “promenoir” (es decir, de pie en el pasillo). Existen billetes con dos espectáculos incluidos (menos el sábado) que cuestan 35 € en tribuna (Corso Carnavalesque o Corso iluminado + Batalla de Flores). Para los niños hasta 5 años es gratuito, siempre y cuando se sienten con los padres), y hasta 12 años, 10€ en tribuna y 5€ en el pasillo. Y para la gente que vaya disfrazada, tanto el corso diurno como el nocturno son gratuitos en el pasillo de la Plaza Masséna. Aquéllos que sean titulares de una tarjeta de invalidez y su acompañante pagarán 10 € en tribuna (hay un lugar reservado para las sillas de ruedas).