Ruta por el Canal del Midi

El Canal del Midi es el canal europeo más antiguo todavía en funcionamiento. Se trata de una fantástica obra arquitectónica con 240 kilómetros de longitud que va desde Toulouse hasta la albufera de Thau, en Sète; es conocido como el Canal de los dos Mares, ya que une vía fluvial el Atlántico y el Mediterráneo. El Canal del Midi fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1996. Foto de Moet Chandon.

A lo largo de su recorrido se suceden puertos para amarrar los barcos y esclusas, paralelamente a carreteras muy tranquilas y carriles de bici. El perfil es llano, por lo que la dificultad es media-fácil para aquéllos que deciden recorrer el canal en bici o a pie. En el camino podrán pararse en bellos pueblos, monumentos como los castillos Cátaros y paisajes de viñedos, con bodegas de degustación de vinos.

El Canal del Midi tiene 63 esclusas, 33 de las cuales son manuales y las otras automáticas. El paso por las esclusas es de pago, pero pueden comprarse abonos según la duración de la estancia: desde una semana hasta todo el año. El canal está bordeado de árboles, en algunas partes sólo en una orilla: plátanos, pinos, cipreses y álamos, que ofrecen una sombra agradable a los viajeros que van por el Canal del Midi en barco, en bici o a pie. Está prohibido bañarse en el canal.

Origen del Canal del Midi

La idea inicial de construir el canal se remonta a la Antigüedad, bajo el emperador Augusto, que después fue retomada por Carlomagno, Francisco I y Enrique IV. El objetivo era construir un canal fluvial para facilitar el transporte de mercancías, uniendo el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, sin tener que rodear España, ya que suponía realizar un periplo de más de 3000 km. Con el canal, el transporte de mercancías sería más rápido y evitaba los ataques de los piratas. Además, el estrecho de Gibraltar estaba controlado por el Reino de Castilla.

Hubo que esperar al siglo XVII, con el reino de Luis XIV para ver el proyecto hecho realidad. Fue Pierre Paul Riquet, con su gran voluntad para superar las dificultades técnicas y financieras, el que lo llevó a cabo entre 1667 y 1681. Como el canal seguía el curso del río Garona, en Toulouse, para llegar al Océano, y el río Ródano, al este, para llegar al Mediterráneo, en el siglo XIX se construyeron prolongaciones del Canal del Midi: el “Canal lateral en el Garona” y el “Canal del Ródano a Sete”, para salvar la irregularidad de los ríos. Durante 200 años fue un canal de transporte de mercancías, pero con la llegada de nuevas formas de transporte – como el tren – la utilización del canal disminuye considerablemente, dejando de ser competitivo, y cerrándose a este uso en los años 70 del siglo XX. En la actualidad, el Canal del Midi tiene una vocación únicamente turística.

El Canal del Midi en barco

Es la forma más simple y agradable de descubrir el Canal del Midi, descubriendo la región y dejándose ir un ritmo lento de tan sólo 8 kilómetros por hora. Aunque puede que pase todo muy lento, no tendrán tiempo para aburrirse: entre el pilotaje del barco, que no es muy complicado, pero precisa cierta atención: maniobras, esclusas…, y que hay que sacar fotos, hacer la comida, tomar el sol a bordo, y, sobre todo…contemplar el paisaje que no deja de sorprender y maravillar al viajero. Es un viaje ideal para ir en pareja, con amigos, en familia con o sin niños…todas las opciones son válidas, ¡imposible aburrirse entonces, por muy lento que vaya el barco! Entre otras actividades les proponemos también que lleven las bicis y que, mientras uno maneja, los otros sigan el recorrido del canal en bici o andando. Incluso en algunas zonas es posible ir en patines por unas pistas asfaltadas, concretamente de Beziers a Portiragnes, y de Castelnaudary a Toulouse. En la foto (jpazam), esclusa en Aude.

A continuación, les dejamos algunas informaciones y consejos que les serán muy útiles a la hora de viajar por el Canal del Midi en barco:

¿Cuál es la mejor época? ¿cuánto tiempo?

Les aconsejamos que realicen este viaje en temporada baja o media, ya que durante el verano hay una afluencia considerable. Eso sí, es también una época donde la naturaleza se encuentra en su máximo esplendor. Una época interesante puede ser de mediados de abril a mediados de junio, en plena primavera, así como durante el mes de octubre, ya que todavía hace buen tiempo. Lo ideal es ir al menos una semana, porque dos días son demasiado caras en proporción, además de que no da tiempo a ver mucho.

Precios y permisos

Las tarifas para alquilar un barco dependen del período en el que vayan a viajar, y del tamaño y la categoría del barco. Van de los 700 a los 4000 euros por semana. Por ejemplo, en Semana Santa, un barco normal para 6-8 personas cuesta unos 1000€, a lo que hay que añadir unos 150€ de gasoil.

Una de las grandes ventajas de recorrer el Canal del Midi es que no es necesario ser titular de un permiso de patrón de barco, aunque parezca mentira. Para aprender las diferentes maniobras, diríjanse a cualquiera del personal de la base. Cuando alquilen el barco, les darán una tarjeta provisional de barco de recreo que cubrirá la duración del crucero por el Canal del Midi.

Períodos de navegación

La navegación por el Canal del Midi se hace al ritmo de las esclusas: éstas se abren todos los días desde mediados de marzo a principios de noviembre – excepto el 1 de mayo, el 14 de julio y el 1 de noviembre -. Desde mediados de diciembre a mediados de marzo, es necesario pedir la apertura de las esclusas: de lunes a viernes. Desde principios de noviembre a mediados de diciembre, el canal cierra 6 semanas para realizar labores de acondicionamiento. En temporada alta, cuando la afluencia es importante – 50 barcos por día -, suele haber colas en ciertos puntos para pasar por las esclusas. Recordarles que en el precio de alquiler del barco se incluye el pago del paso por las esclusas.

Horarios de apertura de las esclusas

De 09:00 a 12:30 y de 13:30 a 17:00 (de enero a marzo y de noviembre a diciembre), 17:30 (octubre), 18:00 (abril y septiembre), 18:30 (mayo) y 19:00 (de junio a agosto). En el punto “l’escalier d’écluses de Foncérannes a Beziers” hay horarios fijos: bajada de 08:00 a 09:30 y de 13:30 a 15:00; y subida: de 10:00 a 11:45 y de 16:00 a 17:30 (y en marzo, abril y octubre, de 15:30 a 17:15).

Foto (brigeham34) de las esclusas de Vias, en Agde.

Lugares de amarre del barco

Pueden parar por todas partes a lo largo del Canal del Midi, con tal de que no impidan la navegación. No es necesario amarrar el barco en un puente o en un lugar reservado para el tráfico comercial. Hay amarres en la orillas o también pueden clavar los piquetes que hay en el barco. Se puede parar en un puerto y aprovechar los servicios correspondientes (electricidad, agua,…), pero hay que pagar el amarre por las noches.

Comida y ropa

A lo largo del Canal del Midi pasarán por pueblos con tiendas y supermercados en los que pueden comprar todo lo que necesiten, así como restaurantes, por lo que no hay problema de avituallamiento. En el mismo barco hay guías en las que les informan. En cuanto a la ropa, lleven algo para todo tipo de situaciones: protección contra el sol, el calor, la lluvia, el frío,…así como unos guantes de jardín para proteger las manos de las amarras mojadas.

Equipamiento del barco

Los barcos están equipados como si fueran un apartamento, con servicios, duchas de agua caliente, una pequeña cocina y varios refrigeradores,…Además, tienen una reserva de agua potable que hay que rellenar cada dos o tres días en los puertos de forma gratuita (o, a veces, por una módica cantidad). En cuanto al gasoil, si viajan una semana, con que llenen una sola vez el depósito, es suficiente. Las tomas eléctricas son de 12 voltios, por lo que a veces tendrán que utilizar un convertidor 12 v – 220 v para recargar la batería del teléfono.

Lugares de interés del límite de Naurouze a la Albufera de Thau

Aquí les mostramos algunos de los lugares por los que pasarán cuando naveguen por el Canal del Midi hacia el mar Mediterráneo. Desde el límite de Naurouze (a 194 m.), punto de división de las aguas del Mar Mediterráneo y las del Océano Atlántico, que está en la parte occidental del Aude, hasta la Albufera de Thau, que está ya en Sete.

Foto (lhuertapena): la ciudad medieval de Carcassonne.

Región del Lauragais (región natural desde la zona este de Toulouse hasta Fanjeaux; es una llanura extensa situada entre el macizo montañoso de La Piège y la Montaña Negra).

- La Esclusa del Mediterráneo, la primera hacia Sete.
Castelnaudary: gran puerto en el Canal del Midi, conocida como la “ciudad rosa” por sus numerosos edificios de ladrillo. También es la capital mundial del Cassoulet (especie de cocido de aluvias). Desde Castelnaudary hasta Carcassonne recorrerán el país Cataro, con sus impresionantes castillos.
Épanchoir de Villepinte: una bella represa y un lavadero enfrente.

Región del Carcassonnais

- Bram: un pequeño puerto.
Carcassonne: famosa ciudad medieval declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.
Esclusa y el acueducto del Fresquel: que marca el final del desvío del Canal del Midi hacia la zona ese de Carcasson.
Trèbes: el acueducto de Orbiel, una bella obra de tres arcos por el cual el Canal atraviesa el valle del Orbiel. Y el puente de la Roda, uno de los más fotografiados del Canal del Midi (abajo en la foto de John.trebes). Y la esclusa triple de Trebes

Región del Minervois

 – Albufera desecada de Marseillette, hoy llena de viñas y campos de arroz.
Puichéric: el pueblo y la esclusa de Aiguille.
La Redorte: pequeño puerto.
– El Epanchoir de l’Argent-double: una bella represa, auténtica obra de arte de la arquitectura.
- Roubia: un bonito pueblo y un puente, además de gabarras originales.
El puente canal del Répudre y Ventenac: es el puente canal más antiguo.
El puerto del Somail: puerto donde paraba la gabarra de Correos.

- Epanchoir des Patiasses: represa espectacular en período de crecida.
Acueducto sobre el río Cesse: no lejos de la unión con el Canal de la Robine.
Argeliers: pueblecito y bonito puente.
Capestang: puerto.

Región del Biterrois

Túnel del Malpas: importante obra del siglo XVII.
Fonsérannes (cerca de Beziers): las famosas nueve esclusas, la obra más importante del Canal del Midi por su proeza técnica y uno de los lugares más visitados del Languedoc Roussillon, después del Pont du Gard y la ciudad de Carcassonne.
Béziers: la ciudad donde nación Paul Riquet, con la bella catedral de Saint Nazaire, destaca por las las esclusas de Fonserannes y por el Acueducto sobre el río Orb.
La esclusa redonda de Agde : un tipo de esclusa muy raro, única en el mundo cuando se construyó, muy práctica ya que regula el curso de tres vías de agua (hay tres niveles diferentes, el más alto es el que viene de Beziers, es que va hacia Sete no es muy importante, pero el tercero, el que va hacia Agde, tiene un desnivel brutal.
Agde : una pequeña ciudad no lejos del mar, construida en una antigua región volcánica. La catedral de Saint Etienne fue construida con piedras basálticas, así como la esclusa redonda.

Pays de Thau (Desembocadura del Canal del Midi en la albufera de Thau).

- La Albufera de Thau : un pequeño mar interior que separa el canal propiamente dicho de la ciudad de Sete.
Sète : tierra del famoso cantautor George Brassens, al que le encantaba navegar por las aguas del Mediterráneo. En la foto (Isabelle), Sete.
Canal del Ródano a Sete: la prolongación lógica del Canal del Midi. Desde el puerto de Sete seguimos camino hacia el Ródano, por el camino del estanque de Maugio, llegamos a la imponente ciudad medieval de Aigues-Mortes, pasando por la bella Camargue con sus paisajes de albuferas y dunas, sus bellos flamencos, toros y caballos. Después, Saint-Gilles-du-Gard, con sus hermosos paisajes, su puerto nuevo y su abadía del siglo XII. Luego Bellegarde, Beaucaire y su puerto, y Tarascon, donde el Canal del Midi desemboca en el Ródano.

El Canal del Midi en bici

El Canal del Midi puede recorrerse también en bici gracias a los caminos paralelos que hay; es una forma de descubrir el Canal del Midi que cada vez escoge más gente. Los recorridos son agradables, variados, tranquilos – prohibidos a la circulación de vehículos con motor – y, sobre todo, a la sombra, que se agradece en verano. Ideal para recorrer en familia, con amigos o en solitario.

Terreno

El terreno es bastante desigual: hay partes de carriles bici (65 km) y caminos de tierra (182 km). Estos últimos pueden ser muy anchos o muy estrechos, y en alguna parte, con grava que impide ir a un ritmo rápido, y en otras partes, todo lo contrario. También pueden encontrarse con partes que han desaparecido o que tienen falta de manteniento.

Clima

El sur de Francia es una zona muy ventosa, a veces con vientos de 100 km/h, por lo que puede ser bastante desagradable a la hora de ir en bici a lo largo de los caminos que hay en el Canal del Midi. En la región de Toulouse y el Lauragais, hay un viento del este (el Autan) bastante fuerte, mientras que en la región del Minervois y el oeste del Herault, está el viento Tramontana, que sopla de oeste a este; y en la zona del Ródano, es el Mistral.

Autorización

Si van a hacer un viaje en bici por el Canal del Midi en grupo deberán dirigirse a la Oficina de Usuarios de las Vías Navegables de Francia (VNF), indicando los nombres de las personas que realizarán la ruta, el trayecto y las fechas de principio y final del recorrido (al menos un mes antes del principio del viaje).
VNF – Bureau des Usagers
BP 7204 – 2 port St Etienne
31073 Toulouse cedex 7

Recorrido

Les aconsejamos recorrer los 240 km que mide el Canal del Midi en varios días, aunque es cierto que los ciclistas experimentados podrán hacerlo en dos días, pero la idea es pararse, descubrir los pueblos y disfrutar del paisaje. Lo mejor es pasar de 5 o 7 días, haciendo de 50 km por día o menos, dejando el resto del tiempo a conocer los diferentes lugares y paisajes.

Seguir el camino adecuado

No olviden que los caminos y sendas ciclables no están siempre en la misma orilla del canal. Hay cambios de lado que tienen que tener en cuenta, algunos de ellos poco evidentes, por lo que les vamos a dar una serie de indicaciones que les evitarán que vuelvan sobre sus pasos.

- Km 0: Salida de Toulouse “Ponts Jumeaux”, orilla derecha.
– Km 4: Nos encontramos con la senda ciclable asfaltada a 4 km, en la esclusa Bayard, a la altura de la estación de Matabiau.
– Km 5: Paso a la orilla izquierda a la altura del Puerto Saint Etienne.
– Senda ciclable por la orilla izquierda hasta el Km 49 (Avignonet – Laugarais).
– Camino de tierra por la orilla izquierda hasta la Esclusa del Océan (Km 52).
– Camino de tierra por la orilla derecha hasta Castelnaudary (Km 65). Atravesar a la orilla izquierda en las esclusas Saint Roch.
– Camino por la orilla izquierda hasta Carcassonne (Km 105). Atravesar a la altura de la esclusa, en el centro de Carcassonne, cerca de la estación de tren (SNCF).
– Camino por la orilla derecha  hasta Marseillette (Km 126).
– Camino por la orilla izquierda hasta Puichéric en el Km 143 (atravesar en las escluss de la Aiguille).
– Camino por la orilla derecha hasta Argens Minervois (Km 151). Entre Argens y Paraza, tendrán que tomar una parte de la carretera departamental que está donde antes estaba el camino, a lo largo de 1,4 km. ¡Tengan cuidado con el tráfico!.
– En el Km 169, el camino sigue por la orilla derecha y hay que atravesar por un puente el Canal de Jonction de la Robine. Continuar manteniendo el canal a la derecha hacia Salleles-d’Aude.
– En al Km 177, después del Puente de Pigasse, el camino no es muy bueno (hay que ir en algunas zonas a pie). – El camino de tierra queda en la orilla derecha hasta el m 199: el Tunel de Malpas. Hay que pasar por encima del túnel hasta que encuentren el camino de tierra a la izquierda.
– En el Km 206, llegarán a las esclusas de Fonserannes, y luego hay que pasar a la orilla derecha por el puente que está en medio de la escalera de las esclusas, subir a la derecha por la pasarela y llegar al Acueducto sobre el Orb (orilla derecha, Km 208). En el Km 209, hay que seguir la senda ciclable por la orilla derecha hasta Portiragnes (Km 222).
– Seguir por el camino (orilla derecha) hasta el Km 231, que está cerca de la estación de Agde. Después, el camino deja las orillas del canal y hay que ir por la travesía del Herault, y en la ciudad ir en dirección a Marseillan. Encontrarán el Canal en el Km 233, que sigue por la orilla derecha hasta la albufera de Thau. Pero por el camino que recorre las albuferas de Bagnas (Kms 235 y 238) no están en muy buen estado. El faro de la Pointe des Onglous marca el final del Canal del Midi, en la albufera (Km 240).

Trayecto de vuelta

Les proponemos que alquilen un coche para hacer el camino de vuelta, o si no, que vayan en tren por la SNCF que tiene packs de tren+bici (a veces, el transporte de la bici es gratuito). Muchas de las ciudades por las que atraviesa el Canal del Midi (Agde, Carcassonne, Castelnaudary, Toulouse…) tienen estación de tren a orillas del canal. Foto: pleasure of bicycling.

Foto: Castelnaudary (siamyne).

Dónde comer en el Canal del Midi

A orillas del Canal del Midi hay numerosos pueblos en los que encontrarán supermercados y restaurantes para cubrir las necesidades de avituallamiento durante todo el recorrido. De esta forma, podrán descubrir la gastronomía y los vinos que se producen en las regiones. De todas formas, si van en bici, procuren comer poco a mediodía y dejar la comida más importante para la cena.

Alojamiento en el Canal del Midi

A lo largo del Canal del Midi encontrarán poblaciones con numerosos hoteles, campings, casas rurales (o gîtes) y bed & breakfast (o chambres d’hôtes), ya que es una zona muy turística. Una vez hayan organizados su viaje y las etapas que van a realizar, pueden comenzar a hacer las reservas.

En La-Provenza.es les proponemos servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos por el Canal del Midi.

Mapa Plano del Canal del Midi