Ruta de las Gargantas del Verdon

Gargantas del Verdon

Cómo llegar

Desde España, pueden ir a la Capital Europea de la cultura 2013, Marsella o a la ciudad del Carnaval, Niza en avión, tren o coche. Les aconsejamos, de todas formas, que alquilen un vehículo (si han llegado en un medio de transporte diferente) para llegar al Parque Natural del Verdon.

Vista del Lago de Sainte-Croix (Foto de Swany).

Desde Marsella

Tomar la autopista A51 en dirección a Aix-en-Provence, la ciudad de Paul Cezanne, y allí continuar en dirección a Sisteron durante 45 minutos hasta llegar a la salida 18 – Gréoux les Bains. Y desde allí, por carretera hasta Moustiers Sainte-Marie, que está a 35 minutos. Duración: 1 hora y media– 128 km.

Desde Niza

Tomar la carretera dirección oeste de la ciudad y sigan dirección Dignes les Bains hasta Castellane.

Mapa y plano de la Ruta de las Gargantas del Verdon y del Parque Natural del Verdon.

De Moustiers Sainte-Marie a Escalès

Comenzaremos la ruta por las espectaculares Gargantas del Verdon por la parte inferior de la margen derecha, tomando como punto de partida Moustiers Sainte-Marie, pueblecito famoso por su cerámica, construido en anfiteatro al pie de una impresionante grieta en un acantilado. La carretera estrecha, discurre entre los enormes bloques rocosos y se presenta como un balcón por encima del río, por lo que no pueden dejar de estacionar en algunos espacios acondicionados para ello que no son más que estupendos miradores. El primero es el mirador de Galetas, que ofrece un magnífico panorama del lago artificial de Sainte-Croix (10 km de largo, 2200 hectáreas) con unas magníficas aguas color esmeralda.

Tras un cuarto de hora está el mirador de Mayreste, donde vemos el lento trabajo de la erosión: paredes verticales, enormes bloques rocosos…Una vez en el Col de l’Ayen (1031), la carretera se aleja un poco de la garganta y vemos uno de los pueblos más bellos del Verdon, situado en lo alto de una ancha llanura: La Palud sur Verdon, a los pies de la Cresta de Montdernier y del Mourre de Cahnier (1939 m.).

Foto de Moustiers Sainte-Marie (Swany).

Ruta de las Gargantas del Verdon

A 1 km de La Palud sur Verdon tomamos la Ruta de las Gargantas del Verdon que mide unos 23 kilómetros – 15 de los cuales son de sentido único – que posee quince miradores desde los que hay un panorama vertiginoso de las Gargantas del Verdon. El primero de ellos es el mirador de l’Escalès, uno de los más impresionantes, enormes acantilados y el Verdon allá abajo, lejos. Es el paisaje que descubriremos desde el Punto Sublime, pero al otro lado. Después, en un entorno de gran belleza, a los pies de un pico montañoso en el que se encuentran las ruinas de un castillo medieval, se encuentra el pequeño pueblo de Rougon. Enfrente, el impresionante acantilado del Rocher du Duc (949 m.) que domina el Couloir Samson. Y si vamos hacia el sur, los majestuosos acantilados continúan, después la carretera se adentra en la garriga volviendo, por momentos, a los acantilados, con miradores como el de Carelle o el de Dent d’Aire.

Ruta de las Gargantas y Point Sublime

Pasamos al otro lado del Verdon, y podemos ver el pueblo de La Palud y sus alrededores, además de numerosas terrazas que fueron cultivadas en otros tiempos y hoy casi cubiertas por el bosque. Llegamos a los miradores de la Ruta de las Gargantas y vemos por todas partes amantes de la escalada, ya que esta ruta es ideal para practicar este tipo de deporte: hay cientos de posibilidades y destaca el acantilado de l’Escalès (tiene una altura de 300 metros) al que vienen escaladores de todo el mudo.

Foto (Swany): el Couloir Samson desde el Point Sublime.

La Ruta de las Gargantas del Verdon atraviesa un puerto que está a 1320 metros de altitud (a 720 m. por encima del cauce del río Verdon) y desciende después de haber atravesado dos túneles a través de una serie de curvas vertiginosas. Aquí está la parte de la carretera de sentido único, que está cerrada en invierno. Los nuevos miradores de la Garganta de Guègues y de Glacières ofrecen una vista panorámica espectacular sobre la margen izquierda del Verdon; desde ellos se puede ver la carretera que tomarán a la vuelta y el acantilado des Cavaliers. Es un paisaje árido y desértico, pero igual de grandioso que los acantilados.

A lo largo del recorrido pueden encontrarse con rebaños de cabras – no olviden que estamos en el corazón del país de la lavanda y del queso de cabra -. Descendiendo, la carretera pasa junto al refugio de la Maline, punto de partida del célebre sendero Martel, y el río Verdon desaparece a lo largo de 400 metros a la altura del mirador de Imbut.

Para llegar al Point Sublime, la carretera atraviesa el vallon du Baou, un valle en el corazón de un hermoso paisaje salvaje, y una vez allí, en el mirador del Point Sublime, la vista panorámica es eso ¡sublime!. A la izquierda, la Paroi du Duc, imponente, a la derecha, los acantilados de l’Escalès, y entre ambos, el couloir Samson. En la margen derecha del Verdon podemos percibir el inicio del sendero Martel, muy apreciado por los turistas, que recorre el fondo del cañón y atraviesa túneles.

No dejen de hacer esta espectacular ruta por la Provenza si les gusta la naturaleza, porque el espectáculo es grandiosos.

Y si quieren completar la información sobre la Ruta de las Gargantas, los lagos y los típicos pueblos provenzales pueden hacerlo en nuestra página del Parque Natural del Verdon.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en el Parque Natural del Verdon.