Ruta de la lavanda 1: Valle de la Drôme, Diois y Haut-Buëch

Valle de la Drôme, Diois y Haut-Buëch

Se trata de una ruta de la lavanda menos conocida, alejada de las rutas turísticas, en la región del Buëch, conocida por la Provenza de las montañas. Donde, por cierto, las noches estrellas son de una belleza sin igual, gracias a la ausencia de polución luminosa. Esta ruta es la más septentrional de las rutas de la lavanda, y el punto de partida se encuentra a los pies del Vercors, discurriendo en torno al río Drôme, hasta las cimas del Diois y del Buëch. La ruta puede dividirse en varias partes, la primera está entre el Valle de la Drôme y Vercors, con dos puertos, y la segunda entre Die y Rosans, con tres puertos.

Época de floración: de mediados de junio a mediados de julio

La lavanda comienza a florecer a mediados de junio en la zona de Crest, hasta mediados de julio, pero dura hasta el mes de agosto en el Haut-Diois y el Haut-Buëch. La destilación a veces se hace después del 15 de agosto (en Chamaloc, Valdrôme y La Faurie).

Página general de las Rutas de la lavanda.

La lavanda en el Diois

La lavanda es típica de esta región, ya que crece en terrenos situados entre 500 y 1200 metros de altitud. Hay dos tipos de lavanda en el Diois: la lavanda verdadera o fina y el “aspic”, que se diferencia fácilmente del “lavandin”, que es una mezcla de las dos especies y es más voluminoso; además, el “lavandin” se cultiva más, ya que es más rentable y se desarrolla fácilmente hasta 800 metros de altitud, aunque es mucho menos olorosa que la fina o el “aspic”. En el Diois, los campos son pequeños y están dispersos, por lo que los visitantes ávidos de descubrir la lavanda, deben seguir esta ruta y buscar los rincones más salvajes.

Entre el Valle de la Drôme y Vercors: De Crest a Die (78 km)

El punto de partida es el pueblito de Crest, con su torreón medieval, siguiendo hasta Aouste/Sye, donde se deja el río Drôme y se continúa por el pequeño valle de Sye para llegar al hermoso valle de Gervanne, ya en el sur de la Llanura de Vercors, lleno de plantas medicinales y aromáticas. De vuelta, siguiendo otra vez el Drôme, admirarán los campos de lavandin hasta la región de Clairette de Die, y el val de Quint. Después el pueblo galo-románica de Die y el pequeño pueblo de Chamaloc, rodeado de campos de lavanda.

Die

Die es la capital del Diois y cuna de la Clairette de Die. Se encuentra situada a orillas del río Drôme, a los pies de la montaña de Glandasse, límite meridional del macizo de Vercors y montaña emblemática del Diois. Destacan las murallas con partes del recinto galo-romano de los siglos III y IV; la puerta St Marcel, del siglo III (una de las principales puertas del pueblo); la catedral Notre-Dame (s. XI-XIII); y el Mosaico de “Quatre Fleuves”, en la Capilla St Nicolas, mosaico románico que representa el universo.

De Die a Rosans (87 km)

Dejando la bella localidad de Die, pasarán por los impresionantes acantilados de la montaña Glandasse. A continuación, dejarán el Valle de la Drôme y llegarán al Valle del Roanne por el puerto de Pennes (háganlo con cuidado, ya que las carreteras son estrechas). En esta zona la lavanda está por todas partes, desde las zonas bajas hasta las cimas, maravillando al viajero. La baïasse” o lavande salvaje se recoge desde hace mucho tiempo, aunqe en la actualidad también se cultiva. sauvage est cueillie depuis longtemps, elle est maintenant cultivée : tanto la lavanda fina, como el”aspic” o el “lavandin“. Después del pueblo de Saint Nazaire le Désert, volverán a subir en altitud, para pasar al Valle del Oule, en Drôme Provenzal, donde se encontrarán con un coqueto pueblito, La Motte Chalancon.

Y cerca del pueblo de La Charce, no dejen de ir hasta Valdrôme con sus bellos campos de lavanda. Aunque otra posibilidad es ir hacia Sainte-Marie, en el puerto de la Fromagère o puerto de Pertus, y visitar el pueblo de Pommerol. Después entrarán en el departamento de Hautes-Alpes y llegarán a Rosans, pueblo de rico patrimonio, en el que destaca la Tour Carrée y, por supuesto, los campos de lavanda fina.

La Motte-Chalancon

Este pueblo de lavanda se encuentra a las puertas de la Provenza y de los Alpes, en el corazón del valle de Oule donde hay otros pueblitos típicos donde se pueden realizar múltiples actividades en plena naturaleza. La Motte-Chalancon es una aldea circular situada en lo alto de una colina y en él descubrirán las ruinas de un Fuerte del que sólo queda la iglesia del siglo XII y dos torres hacia las que suben callejuelas típicas llamadas “calades”. También hay numerosas fuentes y lavaderos.

Rosans

Es un pequeño pueblo medieval fortificado situado a 700 metros de altura desde donde domina una torre de planta cuadrada del siglo XIII, conocida como “torre sarracena”, una interesante obra arquitectónica que recibe todos los años artesanos y mercaderes de productos locales, como los aceites esenciales procedentes de la lavanda y otras plantas aromáticas. Para entrar al pueblo fortificado, hay varias puertas y la principal se encuentra al lado del palacio Lesdiguières.

Página general de las Rutas de la lavanda.