Descubrir Provenza y Costa Azul

Champ de lavande, Provence-Alpes-Côte d'Azur, France (field of

La Provenza amplia que nosotros les proponemos, da la posibilidad al viajero de escoger entre los diversos tipos de viaje, playa, montaña, cultura, naturaleza, fiesta, tranquilidad… Es posible también mezclar los destinos y los contenidos, pues las distancias no son enormes y cuando el tren está de por medio la rapidez está garantizada.

Por ahora solo les presentaremos a grandes rasgos algunas de las posibilidades para conocer mejor Provenza, pero con el tiempo desarrollaremos rutas más especificas.

Sol, playa… y ciudades.

Si lo que queremos es gozar del clima espléndido y visitar las playas cercanas a las grandes ciudades, a todas las comodidades y lujos podemos proponerles dos rutas o zonas. La primera ocupa los departamentos del Herault, Gard y Bouches du Rhone. Aquí, la cercanía de las ciudades de Montpellier, Nimes y Marsella y de la Reserva Natural de la Camargue, permiten compatibilizar las playas, Séte, Grau du Roi, Palavas, les Calanques de de Marsella, con las ciudades y la cultura (ver ciudades de Provenza).

joutes-sete-provenza-franciaLa otra ruta de playas es la más conocida, se trata como no de la Costa Azul, la Côte d’Azur. Allí se encuentran St-Tropez, Antibes – Juan-les-Pins, Cannes, Niza, y Monaco. De nuevo la playa se une a la cultura, al lujo, al aroma cinematográfico y a las diversas islas que jalona el litoral (If, Hyeres, Porquerolles, etc…).

Foto Les “Joutes” de Sète de Sabine 1973.

Fiestas y Cultura.

Muchos acontecimientos festivos y culturales tienen lugar en la Provenza. Desde el archiconocido festival de Cannes, el Gran Premio de Formula 1 de Mónaco o al Rally de Montecarlo. Pero también hay otros menos conocidos, como el mundo taurino de la Camargue, Arlés y Nimes; las famosas “joutes” de Sète, con sus torneos caballerescos a lomos de ¡barcas! Y la inmensa vida cultural de Niza (segunda ciudad por número de museos) o el recuerdo del arte impresionista y Van Gogh en Arlés. Y qué decir del festival de Teatro de Aviñón, mundialmente conocido, comparable al de Mérida en España por el marco histórico. Menos conocido que el de Aviñón, celebrado en el Palacio de los Papas, es el de Orange, cuyo Teatro romano es el único completo de toda Europa.

Mezclada con la gastronomía, la Fiesta del Limón de Mentón, ya casi en la frontera italiana, es un acontecimiento y una comarca que deben conocer.

El valle de Ródano: Ciudades, Cultura y Naturaleza.

El Ródano, el gran rió que recorre Francia de norte a su desemboca en Provenza sirviendo de eje de comunicaciones. Grandes centros del pasado poderoso de Roma se sitúan muy cerca de él, como Nimes, Arles, Aviñón, Orange o Vaison la Romaine. Marsella y Aix-en-Provence está también muy cerca, así como regiones menos conocidas pero bellísimas como el Ardeche, con sus increíbles cañones, -donde practicar el canoe-kayak no es no sólo habitual sino obligatorio-, o la Camargue, zona de marismas, paraíso para las aves en la desembocadura del río. Cultura ambiente, naturaleza y esa gastronomía provenzal tan querida por todos los visitantes. No olviden el vino, eso sí, con moderación.

L’Uzege, el País de Uzès.

pont-gard-provenza-romaZona poco conocida al norte de Nimes y al oeste de Aviñón. Acueductos romanos, – Pont du Gard -, Iglesias románicas, castillos en mitad de una naturaleza cuidada, pequeños pueblecitos restaurados con callejuelas empedradas y coquetos mercados. Un mundo al amparo de la prisa y del estrés de la costa. Si quiere disfrutar de la calma del buen clima provenzal, no deje de perderse por or el Uzège y su capital Uzès, pero también innumerables pueblecitos como, Castillon du Gard, Vers Pont du Gard, Bourdic, Collias, Saint Quentin la Poterie, Saint Maximin, etc… Y para endulzarlo todo, terminar la visita acercandose a la fábrica museo de Haribo, el fabricante de caramelos y gominolas, a las afueras de Uzès.

Foto de Philll del Pont du Gard, acueducto romano del siglo I que unía la fuete de Uzès con la ciudad de Nemasus (Nimes).

Se bañará en ríos bajo acueductos romanos, cruzará puentes inundables en inundaciones históricas, gozará con atardeceres mágicos, olfateará el viento y la lavanda morada y degustará carnes de caza salpimentadas con todo el sabor de las especias del Mediterráneo, ¿le parece poco?

Naturaleza

Les Cévennes

El Parque Nacional de Cevennes se encuentra en el límite occidental de la Provenza, lindando con el Macizo Central y la Auvernia. Montañas redondeadas, paisajes olvidados y extremos, cañones, ríos, bosques misteriosos, todo esto y mucho más en está región, antiguo refugio de bandidos, de cátaros y camisards. Pueblos como Anduze o Vezenobres les permitirán descansar, comer bien y llevarse algún souvenir de la magnifica artesanía de Provenza.

Les Alpilles, Le Luberon y el Mont Ventoux.

Entre Orange, Marsella y Aix-en-Provence se sitúan estos montes, primeras estribaciones de los Alpes. Ricos en historia, manifestaciones deportivas y panoramas de ensueño, son de fácil acceso y cuentan con servicios turísticos de calidad. La ascensión al Mont Ventoux, cerca de Orange y Aviñón, es uno de los puntos culminantes de Tour de Francia. A sus pies, pequeños pueblecitos con viñedos, artesanía y hoteles que sirven de campamento base para excursiones a píe o en bicicleta.

Les Alpilles, son una serie de pequeñas colinas que se sitúan al sur de St-Remy de Provence, entre Aviñón y Marsella. La ciudadela medieval de Baux de Provenza es uno de los lugares más turísticos de la región, pero los montes que la rodean y donde ella misma se agarra son bellísimos. Un panorama natural muy preservado donde la naturaleza domina, con grandes rocas que afloran, vestigios de antiguas canteras y mucha historia. Aquí se dio nombre a la bauxita, mineral del que se extrae el aluminio. Desde estás montañas se contempla la llanura que acaba en el mar, pinos olorosos, viñas y olivos en el valles y, si los turistas nos dejan, lugares plácidos y tranquilos donde reflexionar y descansar.

El Luberon, es otra pequeña cadena de colinas que preludian los Alpes entre Aviñón y Aix-en-Provence. Menos turística que Les Alpilles, también cuenta con pequeños pueblecitos donde comprar vino ecológico y tomar un café. Destaca sobre todo por la posibilidad de recorrer las colinas a pie o en bicicleta por alguno de los innumerables caminos y pistas que siempre guardan un tesoro al final de cada curva. Además tanto en el Luberon como en Les Alpilles, la altura y los árboles reducen las temperaturas estivales permitiendo gozar de la naturaleza.

La Camargue

Esta región conforma el delta del Ródano. Una zona de marismas y terrenos llanos, cultivados y poblados por los famosos caballos y toros que acabaran en las plazas de la zona o en los platos de los amantes de la carne. Muy cerca de Marsella, Nimes y Aviñón, la Camargue también permite gozar del mar, los animales y la naturaleza.

En la foto de Pindari, las Calanques entre Marsella y Cassis, una especie de fiordos  que ocultan playas únicas.

Las islas de Provenza.

Otra pista muy recomendable es seguir la costa desde Marsella hasta Cannes visitando las islas de Provenza. Algunas muy conocidas, otras totalmente olvidadas, todas merecen una visita. Porquerolles, Levant, el archipiélago marsellés de Frioul con la novelesca If, el archipiélago de Lérins en frente de Cannes, naturaleza, mar azul, deportes naúticos, calma saboreando un pastis a la orilla del mar.

Los Alpes.

Que decir de los Alpes, ciudades como Gap y estaciones de esquí como Isola 2000 o Courchevel son ya muy conocidas. Se puede visitar tanto en invierno como en verano, las altas cumbres para escalar o los valles placidos donde descansar. Disfrute de la libertad de la alta montaña.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en la Provenza.