Aviñón

avignon2.jpg

Aviñón (Avignon en francés) es hoy una pequeña ciudad de provincias a la orilla del Ródano. Una ciudad sometida por unas murallas que la concentran y la guardan. A penas unas 90.000 personas, unas 12.00 intramuros, pueblan la capital del departamento de Vaucluse. En Francia se la conoce por su festival veraniego de teatro y por sus excelentes y no demasiado baratos caldos, los Chateauneuf du Pape. ¡Con el clero hemos topado! Pues sí, la bella fortaleza, el precioso palacio, los viñedos, las torres, todo perteneció a los señores de Roma.

El origen de la ciudad es el peñón Des Doms, sobre el que se asienta. Farallón defensivo y estratégico fue pronto fortificado. La ciudad llamada “villa del río” o “villa del viento violento”, cumple con ambos apodos. Plaza importante ya desde el siglo XII gracias al puente que permitía cruzar el Ródano. Pero será en el siglo XIV cuando la llegada de los Papas transforme a Aviñón en una segunda Roma. Tierra de asilo, la ciudad atraerá a los extranjeros, negociantes, exiliados, banqueros, aristas y religiosos de toda Europa. Incluso aquellos que eran perseguidos encontraban cobijo en Aviñón, como el poeta Petrarca.

En 1309, bajo Clemente V Aviñón se transforma en sede de la Cristiandad. El cambio de sede suponía escapar a la influencia de las familias que tradicionalmente “producían” papas, los Colonna u Orsini. Aviñón representaba un lugar mucho más seguro que la caótica Roma de principios del XIV y permitía al clero galo llegar al poder. De hecho, todos los papas aviñonenses serán de origen galo, la mayoría de la propia región. Hemos tener cuidado con establecer paralelismo con el presente, pues, en esta época, la Iglesia francesa no existía como tal, no más que Francia, donde este sur se parecía más a Italia que a París. En definitiva, Clemente V se desplaza a Aviñón, a la sazón territorio perteneciente al Reino de Sicilia regido por una dinastía de origen galo. Sus soberanos eran dueños de Nápoles, Sicilia y buena parte de Provenza. El Papado poseía el Condado Venaissin que rodeaba Aviñón por lo que la ciudad será vendida por Juana I de Nápoles a Clemente VI en 1348. Nueve papas, dos de ellos antipapas reinaran en la villa. Durante un siglo Aviñón será el centro del cristianismo occidental. La vuelta del pontificado a Roma, a principios del siglo XV, y las luchas entre papas y antipapas marcaran el comienzo de la decadencia. Con todo, Aviñón y su región seguirá perteneciendo al Vaticano hasta 1793, cuando voluntariamente se una a la Republica Francesa naciente.

¿Cómo llegar?

A media hora de tren de Marsella, hora y media en coche, muy cerca también de Nimes, Orange y Montpellier, Aviñón goza de unas conexiones magnificas para una ciudad tan pequeña. La explicación se haya en su posición estratégica, que ya lo fue antaño. A la altura de Aviñón la línea de alta velocidad que viene Paris y Lyón se divide en dos, una ramal va hacia Nimes, Montpellier y España, el otro hacia Marsella, Niza e Italia. Eso permite que la ciudad se una en 2:38 con Paris situado a casi 800 km, ¡increíble!

Excursiones organizadas a la Provenza y la Costa Azul desde Aviñón

Toda la Provenza en un día (10 horas)

En esta excursión se propone un recorrido por algunos de los sitios más emblemáticos de la Provenza. Partiendo de Avignon, por el acueducto romano del Pont du Gard, el pueblo medieval de Les Baux de Provence, St Rémy de Provence y sus monumentos romanos, el paisaje provenzal de viñedos y olivares, y muchos pueblecitos del Luberon : Lacoste, Gordes, L’Isle sur la Sorgue…(10 horas). Más información y reservas.

Ruta por la Riviera: Niza y Mónaco (12 horas)

Un recorrido por la Riviera con paradas den dos de las ciudades principales de la Costa Azul. Niza y sus hermosos edificios de la Belle Epoque: el Grand Palais, el Majestic Hotel, el Negresco Hotel, el Excelsior Regina Palace…Una parada en el pueblo de Eze, que domina la Costa Azul desde lo alto de un promontorio. Y el Principado de Mónaco, el palacio, la catedral, el Museo oceanográfico…Más información y reservas.

Foto del Hotel Negresco, en Niza (autor: Morten Hoff).

Cañón del Verdon y Moustiers Sainte Marie (12 horas)

Una excursión a uno de los parques naturales más bellos de la Provenza: el Parque Natural del Verdon y sus espectaculares gargantas. Además de una visita al pintoresco pueblo de Moustiers Sainte Marie, situado en lo alto de un promontorio. Más información y reservas.

Tour por la Camargue (10 horas)

Excursión por el Parque Natural de la Camargue, situado en la desembocadura del Ródano, crucero por el río para descubrir la fauna de la Camarga (flamencos, toros y caballos), y visita a los pueblos más famosos: Saintes-Maries de la Mer, y la fortaleza medieval de Aigues Mortes. Más información y reservas.

Orange y visita al país del vino: Châteauneuf du Pape (5 horas)

Visita a una de las ciudades emblemáticas de la Provenza por su rico patrimonio monumental: Orange, con su bien conservado teatro romano y su arco de triunfo. Además de una vuelta por el mercado provenzal que se celebra todos los jueves. Y después una parada en el Castillo de Châteauneuf-du-Pape, con vistas panorámicas del Ródano, para terminar con una visita a las bodegas Châteauneuf-duPape, con degustación incluida. Más información y reservas.

Excursión a Les Baux de Provence y Gordes

Excursión libre al bello pueblo medieval de Les Baux de Provence, en la región de les Alpilles y a uno de los más bellos pueblos del Luberon, Gordes. Ambos están situados en lo alto de un promontorio, por lo que podrán disfrutar de hermosas vistas panorámicas. Más información y reservas.

Dónde dormir en Aviñon (Avignon).

Aviñón es una ciudad pequeña y sus hoteles se concentran en el centro en el barrio del Palacio de los Papas y también en la vecina ciudad de Villeneuve-les-Avigno, al otro lado del palacio y de la isla de la Barthelasse.

Aviñón posee establecimientos hoteleros de prestigio y de gran calidad, en ellos se goza de una atención excelente pero el precio es alto. Existen también buenos hoteles dos estrellas con precios más ajustados. Y si lo que se busca es pagar poco lo más recomendable es dirigirse a los hoteles de las grandes cadenas, Formula 1, Etap, etc… Lo malo es que estos hoteles se sitúan en la periferia y sin coche será complicado comunicarse.

Si quiere ampliar la información sobre los hoteles en Aviñón (Avignon) y Villeneuve-les-Avignon y realizar una reserva, visite nuestra página de hoteles.

Monumentos

La mayoría de los monumentos tienen que ver con ese pasado pontificio, pero hoy en día el río ha ganado un papel turístico que no tuvo en el pasado.

El Palacio de los Papas – Le Palais des Papes

Es el palacio fortaleza gótico mas grande del mundo. Construido entre 1334 y 1363, fue residencia de los Papas durante el siglo XIV. La visita demanda una mañana entera al menos. Posee unos 25 lugares para visitar: salones, capillas, claustros, las alcobas privadas de los papas, etc… De la decoración, destacan frescos de gran calidad.

avignon.jpg

Le Pont St Bénezet

Un puente legendario, el puente St Bénezet, testigo de la historia de la ciudad, hoy nombrado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Construido a partir del siglo XII substituyendo a uno anterior de madera. La leyenda cuenta que un pastor proveniente de Ardeche, región al sur de Lyón, llegó a Aviñón con el mandato divino de construir un puente que uniese las dos orillas del Ródano. Ante la incredulidad de los aviñonenses, el susodicho pastor, impelido por el poder de los dioses levanto una gran piedra y la lanzó al río. Esa sería la primera piedra del puente que llevaría su nombre, tras ser canonizado.

pont1.jpg

Las crecidas del Ródano tenían la mala costumbre de demoler el puente, que era sucesivamente reconstruido. Uno de sus últimos visitantes fue el Rey Sol, Luís XIV, el mismo que no quiso reconstruirlo tras la definitiva destrucción del siglo XVII. He ahí la razón que explica porque el puente se encuentra hoy truncado. La capilla de St Bézenet, en la que los ilustres viajeros solían oran cada vez que atravesaban el río, aún está en pie junto a las murallas de Aviñón. Hoy la visita y la vista desde el centro del río se han hecho tradicionales en la ciudad. Originalmente el puente continuaba y cruzaba la isla de la Barthelasse para unirse con Villeneuve-lez-Aviñón, la ciudad gemela y residencial de Aviñón al otro lado, justo en la Torre de Philippe le Bel.

La celebre canción popular, sur le pont d’Avignon ha hecho famoso al puente en toda Francia. Es una canción con un comienzo común y que después desarrolla un estribillo que se repite cambiando las profesiones:

Sur le pont d’Avignon,
L’on y danse, l’on y danse,
Sur le pont d’Avignon
L’on y danse tout en rond.
Les beaux messieurs font comme ça
Et puis encore comme ça.
Sur le pont d’Avignon
L’on y danse tout en rond.
2. Sur le pont d’Avignon,
L’on y danse, l’on y danse,
Sur le pont d’Avignon
L’on y danse tout en rond.
Les belles dames font comme ça
Et puis encore comme ça.
Sur le pont d’Avignon,
L’on y danse, l’on y danse,
Sur le pont d’Avignon
L’on y danse tout en rond.
(…)
Les jardiniers font comm’ ça
Et puis encore comm’ ça
(…)
Les couturiers font comm’ ça
Et puis encore comm’ ça

El Museo du Petit Palais

Se sitúa en el Palacio de los arzobispos en la misma plaza del Palais des Papes. Posee una buena colección de pinturas italianas y provenzales de entre el final del XIII y el comienzo del XVI. También se pueden contemplar esculturas aviñonesas románicas y góticas

ptpalaishq.jpg

Le musée Calvet

El museo Calvet se encuentra en un magnifico palacete del siglo XVIII. Incluye una gran colección de todas las artes. Pinturas y esculturas del siglo XV al XX; mobiliario, cerámica y porcelanas. Destacan obras de Manet, Sisley, Camille Claudel, Chabaud…

El Ródano

El propio río es un atractivo turístico, y eso a pesar que parte de las riveras estén ocupadas por feos y caóticos parkings de difícil acceso. Gran parte de los muros del recinto amurallado se desaprovechan así entre una gran avenida que circunvala la ciudad, pasando bajo el puente de St Bézenet y el río. A pesar de todo, en los lugares en donde se puede contemplar si peligro de ser atropellado por el trafico, el río merece el esfuerzo

La isla de la Barthelasse fue marco de paseos dominicales y de castos rituales amorosos en el XIX. Hoy, una barcaza une las dos orillas, permitiendo el acceso gratuito al gran pulmón verde de la ciudad, desde donde se puede contemplar tanto Aviñón, como Villeneuve-lez-Aviñón. De la misma forma que en Paris les bateaux-mouches ofrecen paseos fluviales, sobre todo en la temporada estival.

De compras

Las calles de la zona peatonal, las calles Joseph Vernet y St-Agricol, el barrio de la Balance et la gran calle de la République eje de la ciudad vieja muestran una vasta oferta de los productos típicos de la Provenza, telas, manteles, cerámica variada, lavanda, jabones, etc. En la misma zona encontraremos las mismas grandes tiendas que se encuentran en cualquier ciudad europea.

avinon-centro.jpg

gran-avinon.jpg

Mapa y callejero de Aviñón.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Avignon.