Alquiler de barcos, veleros y yates en la Provenza y la Costa Azul

La-provenza.es les propone descubrir la región desde otro punto de vista, surcando las aguas del Mediterráneo o las de dos de los canales más famosos del sur: el Canal del Midi y el Canal del Ródano a Sete. Embárquense en un velero, un yate o un catamarán y experimenten otra forma de turismo, más excitante y apasionante, ¡una experiencia única!. Numerosas compañías les ofrecen un amplio abanico de rutas y de embarcaciones dependiendo si deciden hacer turismo marítimo o fluvial. Brisas ligeras, sol garantizado, diferentes puntos para fondear y darse un buen baño y diversidad de paisajes…numerosas ventajas que hacen de la Provenza y de la Costa Azul una zona de alquiler de barcos y yates privilegiada. Foto de Cowbell Solo.

Muchas de las ciudades y pueblos de estas regiones disponen de puertos deportivos con servicio de alquiler de veleros u otras embarcaciones, como: Antibes, Cannes, Monaco, Marsella, Hyeres, St Tropez, Mandelieu, Golfe Juan, Jan les Pins, Marina Baie des Anges, Saint Laurent du Var,… La Provenza y la Costa Azul le ofrecen todo tipo de alquiler de barcos sin tripulación: veleros, yates, catamaranes y barcos a motor, así como barcos de lujo. Los usuarios pueden alquilar la embarcación por un día, un fin de semana o semanas completas. Y tienen la posibilidad de alquilar en un puerto y atracar en un puerto diferente al de origen.

Surcando el Mediterráneo

Hyeres y su archipiélago

El archipiélago de Hyeres se encuentran entre la Provenza y la Costa Azul, en un litoral de 39 km que ofrece todo tipo de actividades náuticas. El archipiélago se extiende a lo largo de 22 km de oeste a este, y está formado por tres islas, conocidas como las islas de Oro: isla de Proquerolles, isla de Port-Cros e isla Le Levant.

Marsella

Marsella, una ciudad abierta al Mediterráneo, mezcla de culturas y Capital Europea de la Cultura 2013. Les proponemos una jornada de evasión en un velero hacia las islas de Frioul, una visita al Castillo de If o una ruta por las bellas  y espectaculares Calancas. A 20-30 minutos del aeropuerto de Marsella.

La Grande Motte

Abierta al mar, con equipamientos e infraestructuras a orillas del mar, autoriza la navegación en todas las épocas del año. A 10 minutos del aeropuerto de Montpellier.

Navegando por la Costa Azul

La Costa Azul posee 120 km de costa, 40 km de playas, cabos, islas… que pueden descubrir a lo largo de diferentes rutas, además de la posibilidad de practicar múltiples actividades, como el buceo. La también llamada Riviera Francesa tiene 33 puertos deportivos que acogerán su velero, catamarán o yate de alquiler, aunque en verano están bastante saturados. En la Costa Azul hace buen tiempo y la navegación es fácil, y en la época estival los vientos son suaves, sobre todo en la parta este. Más al oeste, cerca de las islas del Levant, por las mañanas hay una brisa térmica que puede llegar a los 20 nudos por la tarde. Los fondeos son numerosos y, en general, bien abrigados del viento Mistral. El tráfico es intenso en verano.

Foto: Catamaranes en la Calanca de Port Miou, Cassis (de D. [SansPretentionAucune] (•̪●) ✪).

Fréjus – St Raphael

Antiguo puerto militar y ciudad romana, Fréjus domina la meseta que separa el Esterel del Macizo de Maures. Situado entre Cannes y St Tropez, esta ciudad de arte y de cultura posee un importante patrimonio histórico y arquitectónico. A 90 minutos del aeropuerto de Niza.

Cannes, Antibes y Saint Tropez

Como todo el mundo sabe, Cannes es la ciudad del cine, una ciudad elegante con uno de los paseos marítimos mas bellos del mundo: la Croisette. En mayo, mes del Festival de cine de Cannes, puede ser un buen momento para alquilar un yate o un velero. A 20-35 minutos del aeropuerto de Niza. No se pierdan el marcado de Antibes, ni las islas del Levant, el parque Nacional de Port Cros y las pintorescas playas del Cap Bénat. Habrá que hacer escala en Port Grimaud y en Saint Tropez, con su gran ambiente nocturno.

Mónaco – Montecarlo y Niza

Mónaco es célebre por sus yates de lujo, los más grandes del mundo, el palacio y los casino. El Grand Prix de Mónaco, que se celebra en enero, podría ser un buen momento para alquilar un yate. A 30 minutos del aeropuerto de Niza. No se pierdan el casco antiguo de Niza y su mercado y el pintoresco puerto de Villefranche.

Turismo fluvial

El turismo fluvial es otra forma diferente de conocer el sur de Francia, un poco alejada de los circuitos turísticos, un viaje a otro ritmo, con tiempo para admirar los paisajes y haciendo paradas para conocer el rico patrimonio. Además, la navegación es fácil, no es una actividad peligrosa, ya que la velocidad máxima es de 6 a 8 km/h y los únicos momentos delicados son los pasos por las esclusas. En el sur de Francia pueden alquilar una embarcación y recorrer uno de los canales más antiguos de Europa que une el océano Atlántico al mar Mediterráneo: el Canal del Midi, o hacer un crucero por el Canal del Ródano a Sete, por el parque natural de la Camarga. Para navegar por los canales no necesitan ningún carnet especial, solamente ciertas instrucciones por parte de un especialista que les serán dadas cuando alquilen el barco. Por otra parte, pueden llevar con ustedes bicis, ya que a lo largo de los canales hay pistas ciclables. Foto: Le Boat.

El Canal del Midi

El Canal del Midi es uno de los canales franceses más conocidos y se considera una auténtica obra de arte: ha sido declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO. Un crucero en barco por el Canal del Midi es un buen comienzo para los debutantes y un paseo para los más experimentados. El crucero fluvial se convierte en crucero cultural y gastronómico, ya que pasarán por algunas de las ciudades y pueblos con un rico patrimonio, como la antigua ciudad fortificada de Carcasona, la ciudad medieval de Castelnaudary, conocida como la “ciudad del Cassoulet”, la ciudad romana de Narbonne y su conocido puerto, la escalera de esclusas de Fonserannes, al lado de Beziers, las playas y marisquerías de Port la Nouvelle y Narbonne, la campiña del Languedoc, una de las regiones vinícolas más grandes de Francia, y llegarán a la región de la Camarga (de la que les hablamos más abajo).

Canal del Ródano a Sete

Pueden disfrutar de unas vacaciones apacibles en la Camarga, un parque natural situado a orillas del Mediterráneo, en las Bocas del río Ródano (Bouches du Rhône), uno de los ríos más grandes de Europa Occidental. Este crucero fluvial les ofrece una gran variedad de paisajes salvajes y espectaculares a lo largo del Canal del Ródano a Sete: dunas, salinas y lagunas…la única reserva natural de Francia en la que podrán observar flamencos rosas, además de caballos salvajes y toros. También descubrirán magníficas playas y pueblos costeros como: Palavas les Flots, Carnon, la Grande Motte, le Grau du Roi…, así como antiguos puertos y pueblos pesqueros históricos: Aigues Mortes (publo medieval fortificado), Sete (la tierra de George Brassens), Marseillan Bouzigues,…Fot ode che34.

No dejen de degustar las especialidades locales como el vino Muscat de Fontignan, el Picpoul de Pinet o el Moily Prat de Marseillan, además del delicioso marisco, como las ostras de Bouzigues. Por otra parte, de junio a septiembre tienen lugar las “Joutes Nautiques”, que son impresionantes competiciones entre los miembros de dos barcos tradicionales que tienen lugar en Sete, Agde, Palavas-les-Flots, le Grau-du-Roi, Meze y Frontignan.

Además, la navegación es fácil en la Camarga: tal vez sea uno de los mejores lugares para comenzar a hacer turismo fluvial, y sólo hay dos esclusas entre Port-Cassafières y Beaucaire. Además, es una de las regiones con más días de sol de Francia, por lo que la mayoría del tiempo de crucero podrán disfrutar de un clima benigno.

Embarcaciones

Les proponemos dos opciones: un crucero a bordo de un barco o alquilar una embarcación, lo cual les dará más libertad de movimiento. El crucero a bordo de una gabarra – hotel es una solución agradable en la que les proponen itinerarios de una a dos semanas para recorrer el canal o una parte de éste. Y la segunda opción es alquilar una gabarra, lo que les permitirá elegir el recorrido, las etapas, la velocidad…Una solución que, entre varios, sale bastante rentable. Les aconsejamos que vayan en familia o con amigos, y que lo hagan al menos por una semana, ya que cuanto más tiempo, más barata sale.