Actividades y ocio en Provenza y la Costa Azul

La Provenza y la Costa Azul son regiones ideales para la práctica de los deportes de aventura, pero también para la calma, la meditación, el relax, la lectura y las visitas culturales. De todo ello les hablaremos a continuación.

La cultura.

De la cultura, los monumentos, los museos, los yacimientos arqueológicos, los castillos etc, les hablaremos en cada página específica de cada ciudad o lugar como  es le caso del famoso acueducto romano del Pont du Gard.  Provenza es cultura, por su historia milenaria, pobladas desde los orígenes del ser humano, y que ha conocido todas las emigraciones, la griega, la romana, las mal llamadas bárbaras, las normandas, árabes, las guerras medievales, las guerras modernas, las guerras de religión de la Francia naciente, la Revolución Francesa, verdadero nacimiento del país, las emigraciones económicas de los italianos, españoles, Pieds Noirs, magrebíes, africanos… El paso de tantas gentes ha dejado y sigue dejando sus huellas. Numerosísimos museos ornan toda la región, en Marsella, en Niza, en Aviñón y su Palacio de los Papas por ejemplo. Visite la página de las ciudades de Provenza y encontrará toda la información necesaria.

Y no se olviden de los grandes festivales provenzales, el festival internacional de Cine de Cannes, o de Teatro de Aviñón.

Actividades deportivas.

Provenza es una región seca, donde los veranos son ideales para tomar el sol y descansar. Pero el sur de Francia posee montañas y ríos que refrescarán a los viajeros y les permitirán disfrutar de los deportes acuáticos. Gargantas de l’Ardeche Foto de Daniel.

El verano provenzal anima a realizar deporte. Dado que la temperatura es alta en la mitad del día, predominan los deportes marinos y acuáticos. Toda la costa provenzal es el marco ideal para practicar todos los deportes náuticos. Desde las inmensas playas de Montpellier que llegan al Ródano, hasta las pequeñas calas y playas encantadoras que comienzan en las Calanques y se esconden en Saint-Raphäel, Cannes, Mónaco y la frontera italiana. No hay ningún problema para alquilar todo el material necesario para navegar en pequeños botes, en veleros, con tripulación o no, practicar surf y kite-surf (sobre todo en las largas y ventosas playas de  la zona de Montpellier y Nimes hasta la espectacular playa de l’Espiguette al comienzo de la desembocadura del Ródano), submarinismo o snorkel.

Además de los deportes marítimos, se pueden visitar las numerosas islas que se despliegan frente a las costas de la Provenza. Las marsellesas islas Frioul o la isla de If, de novelescos recuerdos, la isla de Porquerolles, Port-Cros, Levant, las islas Lerins (la isla de Sainte-Marguerite frente a Cannes), todas, islas que se pueden visitar. Algunas son Parques Nacionales como el de Port Cros (Porquerolles e Hyères); o el de las Calanques de Marsella, otros como las islas Frioul parte de ciudades (Marsella).

La visita de estas islas y entornos marinos, poco conocidos fuera de Francia, puede ser un verdadero descubrimiento para los viajeros.

El kite-surf una disciplina acuática ideal para las playas largas y ventosas de la costa de Montpellier y Nimes.El kite-surf una disciplina acuática ideal para las playas largas y ventosas de la costa de Montpellier y Nimes.

En el interior, el agua sigue siendo el gran protagonista. En su versión líquida les recomendamos los numerosos ríos que desde el departamento del Ardeche, el Gard (Nimes) y después los departamentos alpinos, recorren la Provenza a pesar de los calores estivales. Muchos de ellos son la zona ideal para recorrer la naturaleza en kayaks que se alquilan en la mismas zonas por las que navegaremos tranquilamente contemplando el paisaje kárstico que ha sido tallado por la naturaleza y el tiempo.

Calor y frescor unidos, paseos largos como nosotros queramos, con las paradas que deseemos, para echar una siesta adormecidos por el furor de las cigarras.

La nieve y el Esquí alpino.

Una de las ventajas de Provenza y de la Costa Azul es que podemos disfrutar de sol y nieve durante las mismas vacaciones. La cercanía de los Alpes y de las playas de la Costa Azul, permite, de hecho, hacerlo el mismo día. Las estaciones de esquí de los Alpes se encuentran entre las más conocidas de Europa. Hay una gran multitud de ellas por lo que podremos escoger la que más se adapte a nuestros gustos, a nuestro bolsillo y práctica deportiva. Las hay de lujo, de esquí alpino o de fondo, para jóvenes, familias con niños o relax.

Las cumbres de los Alpes, la gran cordillera alpina nos permite otro tipo de actividades, todas relacionadas con la montaña, pero con la tranquilidad de un tiempo benigno y siempre adaptadas a las posibilidades de cada uno. Así recorridos en BTT, descenso en kayak, montañismo, paseos, turismo fluvial y lacustre, etc…, todo es posible en los Alpes.

El Macizo de Cevenes al norte de Nimes y el departamento de Ardeche, también al norte de Nimes y del Uzège, son zonas de explendor natiral, muy apreciadas por los campistas por sus ríos límpidos y sus gargantas repletas de vegentación y formaciones rocosas. Destacan las Gargantas del Ardeche (Gorges de l’Ardeche), que discurren en un estrecho desfiladero desde Vallon-pont-d’Arc hasta Saint Martin de l’Ardeche ya en pleno Valle del Ródano, cerca de Orange.

 Circuitos, paseos en bici a caballo.

Rutas en bicicleta de montaña por toda Provenza. Otra actividad muy recomendable. En la imagen algunas maravilla de la Costa Azul y los Alpes. Foto Flick de Margotte.

La bicicleta es la reina en la zona de la Camarga, la llanura fluvial, la desembocadura del Ródano cuyo inmenso delta es ideal para ser recorrido con la bicicleta o el caballo, pasando de las playas largas a las ciudades interesantes como Aigues-Mortes y sus salinas, Saintes-Maries-de-la-Mer, por ejemplo.

El caballo, instrumento indispensable en el pasado para controlar las grandes manadas de toros de la Camarga, hoy se ha transformado en atracción turística, por lo que los amantes de este animal tendrán numerosas oportunidades para cabalgar por la Camargue. Y también para degustar la suculenta gastronomía del toro, mmm…

Ferries, cruceros marítimos, fluviales y por canales.

Otra de las actividades que les recomendamos en Provenza son los cruceros. Se puede llegara a Provenza en uno de los cruceros que tocan los puertos provenzales y de la Costa Azul. También se puede recorrer el Ródano en un bello crucero fluvial que nos lleve hasta Lyon o incluso París.

Por último podemos alquilar un pequeño barco, montar nuestras bicis y surcar los pequeños canales que unen el Ródano y el Garona. El Canal del Midi da lugar a múltiples rutas que combinan deporte, cultura y descanso. Y lo mismo por el estrecho Canal de Sète-Rhône que atraviesa la Camarga.

Otra opción que puede complementar la visita de Provenza es acercarse, antes o después, a Córcega, Cerdeña o el resto de Italia. Gracias a los ferries que salen de Marsella, Tolón o Niza, se llega rápida y cómodamente a las islas del Mediterrábeo, a Livorno, Civitavecchia y Florencia.

Además de las rutas marinas, del submarinismo, de la visita de las ciudades, de los festivales, de la artesanía provenzal, les recomendamos ciertas rutas que combinan todo ello como la Ruta de la Lavanda, que recorre todo el norte de Aviñón y Orange hasta Forcalquier y Manosque. Allí encontrarán en Junio la lavanda florida con su aroma inconfundible, sitios romanos como Vaison-la-romaine, lugares para recorrer en bici o realizar largas caminatas, todo tipo de artesanía como la cerámica tan bella, los tejidos de lino, la gastronomía, los paisajes, hoteles con encanto y todos los servicios… Provenza completa.

La Provenza ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en la Provenza.